El 15-M y las Redes Sociales.

Javier Sánchez Galicia

Poco antes del 19-J viajé a Madrid. Conocí por la prensa internacional acerca de la protesta social en España denominada 15-M y la influencia que ejercía sobre algunas ciudades de Europa, pero hasta que presencié algunas de sus reuniones  en Plaza del Sol y del Carmen, me percaté de la capacidad de cohesión y organización de la “spanishrevolution”. A la puerta del teatro, en las calles de los barrios y en las plazas, observé a grupos de jóvenes levantando y girando las manos como señal de identidad de su movimiento.

Pero la plaza no era el único espacio público. Se trataba de un movimiento social que pasaba del espacio físico al espacio virtual, en una ejercicio de reivindicación política:”los espacios no necesitan ser hablados para significar”, diría Greimas. Porque el M-15, había encontrado en el ciberespacio, una manera de activar la inconformidad social que no encontraba asilo en los medios tradicionales de expresión. Esas “multitudes inteligentes”(Rheingold, 2004), que emprenden movilizaciones colectivas gracias a un modo de comunicación que posibilita otros modos de organización, a una escala novedosa.

Las causas de esa inconformidad son variadas: desempleo, falta de vivienda y hartazo por la corrupción en el sistema. La crisis política en España había situado a millones de personas, como en otros países de Europa, en un estado de malestar contra los intereses políticos y económicos que afectan el interés general y los derechos fundamentales de las personas. Causas parecidas a aquellos movimientos del 68 en Paris, Praga o México: “porqué de la indignación nace la voluntad de compromiso con la historia”, diría Hessel (2011), en su texto ¡Indignaos!, a los jóvenes de España y Francia.

Los movimientos sociales muestran una gran variedad y mutabilidad, pero tienen en común la movilidad individual basada en un sentimiento de moralidad y de (in)justicia, y un poder social basado en la movilización en contra de las privaciones (exclusiones), por la superviviencia y la identidad (AG Frank y Fuentes, 1989). Una movilidad que permitiera franquear a la opinión mediática y conquistar a la opinión pública; una movilidad local que tuviera impacto global. Así la Internet se convirtió en una conexión global de movimientos locales (Castells, 2000), una nueva forma de movilización social.

Por ello, los Social Media han supuesto el triunfo del 15-M en España. Un estudio realizado por el BIFI de la Universidad de Zaragoza, determina que la red formada por los usuarios que intercambian información sigue el modelo de Red Libre de Escala, similar al de redes neuronales o aquellas redes a través de las cuales se propagan más eficientemente las epidemias. El proyecto en cuestión se realizó entre el 25 de abril y el 26 de mayo de 2011 y el hallazgo principal es que se trató de un movimiento espontáneo, no manipulado, que siguió un proceso de difusión y un patrón de crecimiento viral con una clara eficiencia de auto-organización.

A partir de 70 palabras clave relacionadas con el movimiento 15M, se rastrearon todos los mensajes intercambiados entre usuarios. Se detectaron 581 mil 749 mensajes provenientes de 87 mil 569 usuarios,  que representaron un tercio de los mensajes y posts generados en el mundo. Con el apoyo de herramientas computacionales y  la Teoría de Redes Complejas se analizaron y relacionaron  palabras clave como Nonosvamos, democraciarealya, que fueron las primeras que se crearon. A las cuales siguió uno más genérico 15M, haciendo referencia  a la fecha de la primera concentración.

Posteriormente, la movilización de personas en la Puerta del Sol de Madrid dio lugar a acampadasol, la cual se ubicó en el número uno como el hashtag con mas referencias en la red (189 mil 251). Este dio origen a otras en toda la geografía española que dieron lugar a acampadabcn, acampadavlc, acampadagranada, acampadazgz y un largo etc.. para llegar finalmente a globalcamp.  Otras 6 hashtags que más veces aparecen, de las 70 analizadas durante el periodo de análisis, son: spanishrevolution (158 mil 487), nolesvotes (66 mil 329), 15m (65, mil 962), no nos vamos (55 mil 245), democraciarealya (47 mil 463), notenemosmiedo (32 mil 586).  El 10% de las palabras en el estudio aparecen en el 71% de los mensajes intercambiados.

En el análisis sobre la formación de redes y las dinámicas de propagación, el BIFI, encontró lo siguiente:

a) El 15 M en las redes sociales se desarrolla sin intervención exterior: es una red auto-organizada. Aunque muchos usuarios dejasen de participar, la red permanecería ya que el 10% de los usuarios generan el 52% de los mensajes. Se observa que unos pequeños porcentajes de usuarios propaga la información a muchos, mientras que la gran mayoría solo pasa el mensaje a unos pocos. Esto se detecta también en la recepción de mensajes. El estudio pudo examinar el perfil de una veintena de usuarios que más escriben. Es heterogéneo e incluye desde jóvenes con experiencia en Internet y que participan libremente, activistas, periodistas o profesionales de la comunicación de distintas orientaciones políticas, hasta representantes de grupos organizados y aprendices de redes sociales.

b) La investigación ha podido medir como ha evolucionado el tamaño de la red sobre el movimiento 15M. En la fecha del inicio del estudio, 25 de abril, la red era relativamente pequeña y solo contaba con 2 mil 123 usuarios. Con la acampada del Sol  creció en pocos días, casi hasta el tamaño actual. El 15M había 4 mil 544 personas y el 22M, creció hasta 45 mil 731. Esto se debe a que en distintos ámbitos científicos (de biología hasta informática) han demostrado que las redes libres de escala son dinámicamente eficientes. Su inherente conectividad las habilita para ser especialmente eficaces en la difusión de epidemias (medicina –gripe, SIDA, etc; en informática –malware, marketing viral-, etc).

c) El proceso de maduración de la protesta no es lento, lineal, o progresivo; al contrario, es abrupto. Previamente al 15M, el sistema estaba adormecido y en 6 días fue capaz de aglutinar a todo el colectivo. Esta efervescencia apoya también la hipótesis de la espontaneidad o emergencia que aleja al movimiento de señalamientos en el sentido de que estaba manipulado para incidir en el resultado electoral del 22M.

d) La Libertad de escala significa que no existe una característica en la red. Dicho de otro modo, los nodos de la red son altamente heterogéneos. Muchos nodos tienen poca conectividad (han emitido o recibido pocos mensajes) mientras unos pocos tienen altísima conectividad. Con la teoría de las redes complejas y la aparición de la Web 2.0, ahora es posible saber en las redes sociales no sólo quien envía y quien recibe un mensaje (lo cual define una triada: nodo-origen, nodo-destino, enlace entre ambos), sino también en qué momentos se ha producido.

Los movimientos en la calle como en la red están evolucionando. Mientras se organizan las 140 asociaciones y colectivos de todo tipo, desde parados, defensores de la vivienda digna y los jóvenes inconformes con el sistema político y económico, en la red también han crecido los adherentes en todo el mundo, incluso han creado la N-1, una red social libre , sin ánimo de lucro que pretende ampliar las posibilidades de crear y difundir contenidos.  Forma parte de Lorea, un proyecto de sistemas sociales cibernéticos seguros en el que redes humanas se ven representadas de manera simultánea en un mundo virtual compartido.

Lo cierto es, como predijo Castells hace una década, que la Internet es la  sociedad. Y su especificidad es que constituye la base material y tecnológica de la sociedad red; es la infraestructura tecnológica y el medio organizativo que permitirá el desarrollo de una serie de nuevas formas de relación social que no tienen su origen en Internet, que son fruto de una serie de cambios históricos, pero que no podrían desarrollarse sin la red.

Referencias

Castells, Manuel (2000): Internet y la Sociedad Red. Conferencia de presentación del programa de Doctorado sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento. Universidad Oberta de Catalunya.

Fabbri, P (2000): El Giro semiótico. Barcelona. Gedisa Editorial.

Rheingold, H (2004). Multitudes inteligentes. La próxima revolución social. (Smarts Mobs). Barcelona. Gedisa.

Hessel, Stephane. (2001): ¡Indignaos! Un alegato contra la indiferencia y a favor de insurrección pacífica. Ediciones simbióticas.

Gunder Frank, André y Fuentes Marta (1989) 10 tesis acerca de los movimientos sociales. Revista Mexicana de Sociología. UNAM.

Instituto Universitario de Investigación. Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI).  Universidad de Zaragoza. http://15m.bifi.es

Anuncios