Movimientos de participación ciudadana. Democracia 2.0

Por Lorena Devouassoux
@paxzoomseo

Introducción

El concepto de participación ciudadana ha sido ampliamente utilizado en la actualidad por parte de diversos agentes sociales, particularmente por los partidos políticos y las organizaciones sociales para hacer partícipe a un individuo en las actividades colectivas de un grupo que busca un objetivo en común. El concepto sigue siendo el mismo pero su ejecución ha evolucionado y quienes hablan de participación ciudadana necesitan estar al día.

Participación Ciudadana en MéxicoLos partidos políticos de nuestros tiempos deben transformarse y permitir entrar nuevas formas de comunicación para innovar la manera de hacer política. El partido político que no está en Internet, aquel que no se encuentra en las redes sociales (blogs, chats, Facebook, Twitter) no existe, pero tampoco el político que no visita cada ciudad, ni el partido que no distribuye propaganda, y mucho menos aquél que no aparece en la televisión.

Los políticos cada día están más conscientes de la popularidad e importanciade las redes sociales y cómo han convertido a estas plataformas en los principales medios de difusión, denuncia y convocatoria de muchos movimientos sociales y políticos, generando lo que hoy conocemos como Democracia 2.0 en donde la posibilidad de expresar públicamente lo que se quiere y se siente frente a determinadas decisiones gubernamentales y políticas desencadena profundos cambios sociales.

Movimiento de participación ciudadana

La participación ciudadana es aquella en la que una persona supera el aislamiento individual y se constituye en un actor colectivo (sea movimiento social o movimiento de protesta coyuntural), busca promover un cambio social favorable a los intereses de sus miembros u oponerse a un cambio que los afecta. En la política, los movimientos sociales son una forma de participación ciudadana de un grupo o categoría social que es partícipe en las acciones colectivas que responden a necesidades comunes, desarrollan una cierta identidad y conciencia de intereses comunes, diferenciados u opuestos de otros actores sociales.

Democracia 2.0

Democracia 2.0La democracia 2.0 es otra forma de participación ciudadana que utiliza las redes sociales como herramienta que promueve, activa la participación, la difusión inmediata de acontecimientos nacionales e internacionales y permite a los usuarios comunicar sus opiniones; sus intereses para derribar los límites geográficos y posibilitar una organización ciudadana cada vez más eficaz.Se basa en la idea de participar directamente en las decisiones que toma el gobierno de una comunidad.

La democracia 2.0 surge a principios de siglo XXI como una posibilidad que brinda la Web a los ciudadanos para dejar de ser meros espectadores de la realidad política de sus estados. La tecnología digital abre la posibilidad de experimentar nuevas formas de ser y participar.

¿Quiénes son los principales participantes de la Democracia 2.0?

En México, el sector social más importante en edad de votar o, en general, de participar en actividades políticas en alguna organización social, es el que tiene la edad  que va de los 18 a los 35 años de edad.

Una encuesta realizada a los alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, con una población estudiantil de 7,000 estudiantes y una muestra representativa del 20% (alto grado de confiabilidad), reveló que el 65% de las alumnas y alumnos no participan en las elecciones federales porque desconfían de la limpieza del proceso electoral.

El descrédito de la acción política se debe no solo a la incapacidad de muchos de sus nuevos actores para elaborar discursos atractivos y convincentes para estos novedosos entornos, sino a su falta de reacción para interpretar la sociedad en otros términos y reinventarse como actividad de todos. Dejó de ser una acción que involucra a los habitantes de un Estado para convertirse en el trabajo de unos pocos. La consecuencia de esto es el alejamiento de muchos jóvenes de la vida política, además de su estigmatización: los jóvenes viven online mientras que la política discurre en terrenos offline; los jóvenes empiezan a participar en comunidades 2.0, mientras que la política sigue inscrita en la dinámica 1.0.

Por lo anterior, el político que busca al ciudadano joven no debe jugar el papel de superhéroe infalible e inalcanzable, debe ser una persona de carne y hueso con la que se pueda dialogar, de la que pueda discrepar o que pueda orientarla.

Del usuario pasivo al usuario protagonista o generador de contenidos

Las redes sociales se constituyen como un canal fundamental de libre expresión de personas que permiten que estas reconozcan sus demandas individuales como parte de una postura colectiva, promoviendo la acción social como un conglomerado de personas que han pasado de ser usuarios pasivos a  protagonistas generadores de contenido, que tienen la necesidad de exponer sus ideas y que quieren ser escuchados, derribando el estereotipo del ciudadano desinformado e indiferente.

La Web 2.0 nace como un conjunto de tecnologías de Internet que facilitan, más que nunca, el trabajo colaborativo y abierto. Gracias a ellas, los usuarios pueden interactuar proactivamente para mejorar o transformar situaciones que les afectan. Son tecnologías que propician la descentralización y disparan la creatividad colectiva.

La Web 2.0 facilita un nuevo modelo de interacción entre las personas con el uso de tecnologías que permiten a los usuarios convertirse en generadores de contenidos y crear redes de colaboración entre ellos.

Existen 3 atributos de la Web 2.0 (o Web Social, como suele llamarse) que marcan la diferencia respecto de lo que existía antes:

  1. Los usuarios se convierten en prosumidores, es decir, no solo consumen (leen) sino que producen (escriben, participan, comentan, clasifican, etc.).
  2. Los usuarios interaccionan entre sí, los nuevos canales de comunicación que se han abierto gracias a las herramientas 2.0, han facilitado la interacción entre los usuarios.
  3.  Aparecen nuevas herramientas que permiten a los usuarios elegir lo que quieren ver, apelar al “auto-servicio”, y con ello bloquear con facilidad lo que no les interesa.

En México, los jóvenes entendieron que se podían articular movimientos de participación ciudadana para sus causas.

Han habido movimientos ciberactivistas (Matrimonio DF, Vigiliaporjuarez, Guarderia ABC, La marcha de las putas entre otros) . Quizás éstos movimientos no consiguen volumen de gente, pero si consiguen en términos políticos o mediáticos un gran impacto. Dichos movimientos fueron articulados por jóvenes muy informados que tienen inteligencia digital (saben como manejar el lenguaje, contenido y mensajes) , y a esta altura no sólo se han convertido en líderes de opinión, sino que han adquirido notoriedad pública.

El poder de la juventud en la era digital

En muchas ocasiones, tanto gobierno como partidos siguen confundiendo Internet con un tablón de anuncios, sin darse cuenta que Internet es un espacio social interactivo utilizado principalmente por los jóvenes que ofrece la posibilidad de reconectar con estos últimos (esos mismos jóvenes, renuentes a la participación política en estructuras tradicionales).

El poder que tiene la juventud con cada comentario, con cada crítica es muy grande, ya que con un solo mensaje en Twitter o un comentario en Facebook puede generar una idea en un determinado grupo de personas. Aquí radica la importancia de este desinteresado segmento de la población en las actividades políticas.

Lo anterior ocurre con un joven común y corriente con un perfil de Facebook y/o Twitter pero,

¿cuál es el alcance de los llamados jóvenes líderes de opinión?

Los llamados jóvenes líderes de opinión son personajes públicos que por una razón u otra gozan de reconocimiento social y fama, que les sirven sobre todo a las empresas y campañas políticas para promocionar, vender los productos y/o ideas que aparecen ligados a su persona.

Importancia de los jóvenes líderes de opinión

Los jóvenes líderes de opinión basan su actuación en contactos individuales y en la utilización de otras herramientas de comunicación tales como los chats, sitios web, cámaras digitales, foros de discusión, teléfonos móviles y diarios personales (blogs) con el fin de crear o modificar opiniones, establecer tendencias y divulgar rumores acerca de una campaña, marca, compañía o producto y cambiar así la opinión de los grupos de interés.

Un ejemplo claro ocurre en Estados Unidos, 11 millones de jóvenes líderes de opinión ejercen control sobre más de 155 millones de consumidores y usuarios a través de sus mensajes. En otros países todavía no se ha llegado a ese nivel de influencia pero la tendencia nos indica que los estos jóvenes adquirirán cada vez más importancia.

Otro ejemplo reciente (en donde los iniciadores fueron líderes de opinión) fue la explosión de diversos movimientos de resistencia, capaces de enfrentar a sus gobiernos, llegando incluso a lograr su deposición como lo ocurrido con Mubarak en Egipto; o la búsqueda de profundas reformas políticas y sociales como las requeridas por el Movimiento de Indignados en España o el Movimiento Patagonia sin Represas quienes han realizado masivas manifestaciones con el objetivo evitar la instalación de centrales hidroeléctricas en Aysén.

Conclusiones

Personalmente, pienso que el reciente aumento de estos movimientos es una consecuencia clara del cansancio social que se vive por la ineficiencia mostrada por parte del gobierno.

Los medios digitales están cada vez más presentes en la vida del pueblo y ahora queremos participar en las decisiones políticas, ya que por lo que he investigado aún se cree en la Democracia como un sistema legítimo, pero no así en los partidos políticos y en las instituciones electorales.

El discurso político en el escenario de las redes no puede ser el mismo o con la misma línea que se comunican en medios tradicionales. Los jóvenes están pidiendo lo mismo en todos lados (movimientos de España, de Grecia, Argentina, México etc). Los jóvenes no creen en los políticos. Y los políticos aún no han encontrado como comprender las necesidades así como tampoco conectar con ellos.  Es importantísimo incluir a estos jóvenes a sus campañas, así como también escuchar y atender a todos los segmentos de la población, ya que el éxito de una campaña política dependerá de que tanto los partidos políticos sepan escuchar a los jóvenes y a los lideres de opinión.

Si realmente se quiere tener una democracia en donde importen las necesidades y pensar del pueblo los partidos políticos tienen que INCLUIR y DAR RESPUESTA A LOS JÓVENES.

Fuentes: Ser Digital, Revolución Política, El sitio Cuautla, CEA , Webpolitica, Universidad de Sevilla, Mastermagazine,

Enlaces Relacionados: Participación CiudadanaJóvenes y Política 2.0, Cocacola recorta publicidad para gastar más en redes sociales

Anuncios

Política y elecciones 2012

En este domingo 03 de julio la ciudadanía del Estado de México, Coahuila, Nayarit e Hidalgo están haciendo válido sus derechos  acudiendo a las urnas para emitir su voto y elegir a la futura clase política. No obstante todos los argumentos dados por loa políticos para descalificar a uno u otro candidato se ha desarrollado un clima de bastante tranquilidad en lo que va del proceso electoral. Una vez más la ciudadanía esta demostrando su grandeza sobre la propia clase política. Con este primer momento la carrera presidencial comienza a tomar forma y arranca una fuerte competencia entre los tres partidos políticos. No obstante lo que hemos venido observando la carrera online, a penas a transitado hacia una comunicación real entre ciudadanos y la clase política. Las nuevas herramientas online han logrado generar importantes cambios alrededor del mundo, no obstante en México pareciera que aún no se ha entendido la enorme importancia que estas pueden tener para ciudadanos y gobernantes. Es por eso querido lector que hemos decidido analizar tres propuesta de tres precandidatos para la presidencia de la república para ver que tan bien están desarrollando estas estrategias.

AMLO

Visita el perfil del candidato

Se puede concluir que es un portal diseñado para apoyar la candidatura presidencial de AMLO así como su proyecto de Nación denominado MORENA. Su contenido es muy institucional y se resalta el papel del político en la lucha por la democracia en México. Su apoyo en redes sociales es muy básico y se limita a Twitter donde el candidato cuenta con 84, 702 Followers (@lopezobrador_) en ella comparte con sus seguidores sus opiniones sobre la política nacional. No obstante la comunicación en esta red social es unidireccional y se limita simplemente a informar. En Facebook existen cuentas y páginas de apoyo a MORENA y al candidato no obstante ninguna de ellas está ligada con el portal. Podemos observar que es una página con contenidos informativos y que busca difundir información sin realmente estar interesada al contacto con la ciudadanía.

Josefina Vázquez Mota

Visita el portal de la candidata

Un portal con mucho más diseño que el presentado por el anterior candidato, su diseño esta basado en colores y tonalidades institucionales, inspirado en su totalidad en la campaña de Obama para la silla presidencial. Tenemos un esquema simple pero funcional para la página y observamos que a diferencia del candidato anterior, la precandidata busca incluir mayores elementos multimedia en su portal. Sus redes sociales se encuentran ligadas a su portal y desde el mismo puedes tener acceso a sus video y galerías oficiales sin tener que hacer una gran búsqueda para encontrarlas. Su Twitter cuenta con 34, 575 Followers (@JosefinaVM) y al igual que el candidato anterior su comunicación es simplemente informativa y no interactúa realmente con el ciudadano. Comparte muchas fotos y contenidos que podrían ser de interés para loa seguidores pero renuncia a la posibilidad de platicar e interactuar con sus seguidores. Fuera de sus cuentas oficiales mantiene redes de apoyo a su candidatura, muchas de ellas administradas por el mismo equipo de campaña. Facebook ha sido una plataforma muy importante para ella pues ha sido la primera candidata en entender su funcionamiento de entretenimiento y ha desarrollado un juego “Super Josefina” para posicionar su nombre entre los usuarios de esta red social. No obstante la propuesta tiene apenas 3,600 ME GUSTAN en su portal. Observamos que es un portal mucho más elaborado que el candidato anterior pero carece aún de un verdadero contacto con el ciudadano.

Manlio Fabio Beltrones

Visita el perfil del candidato

A nuestro parecer está pagina es la propuesta mejor realidad pues cumple con muchos requisitos que carecen los otros dos candidatos. Uno de los mayores puntos a favor de la propuesta de este candidato es que fácilmente encuentras los temas que desea tratar en su proyecto de nación. Las reformas impulsadas por el Senador se encuentran en la primera parte del sitio y no es necesario buscar más. Las redes sociales se encuentran perfectamente ligadas al sitio web y su contenido puede ser visto desde el mismo portal ó en la red social. Tiene un diseño original y completamente estructurado y funcional. En su Twitter (@MFBeltrones) cuenta con 25,138 Followers con los cuales comparte contenidos pero al igual que los otros candidatos no interactúa con sus seguidores. En su portal de Facebook mantiene foros ciudadanos para conocer el sentir de los ciudadanos respecto a sus propuestas. No obstante que es un excelente ejercicio ciudadano se ve que simplemente es para recopilar el sentimiento ciudadano pero no se observa un verdadero compromiso para contestar estos post. Su blog solamente hace una breve introducción sobre el tema. A pesar de estas limitantes consideramos que el portal del candidato representa una mejor propuesta que aquellas de los otros dos candidatos.

Después de este breve análisis dejamos a su alcance un análisis más detallado de este estudio en la siguiente liga “Los Presidenciables” En donde podrán encontrar un análisis más detallado de las variables que tomo el equipo para desarrollar este contenido. De igual forma sugerimos a los lectores los siguientes artículos del Periódico Reforma (En la Red ya comenzó el 2012 y Twitter cambió la política) Para informarse un poco más sobre las nuevas tendencias online. Dejamos a los lectores tomar sus propias decisiones respecto al trabajo que están desarrollando los políticos para acercase a la ciudadanía pero tienen que entender que esto no es suficiente y que si realmente quieren terminar con el terrible fantasma del abstencionismo. Transiten hacia una cultura web 2.0 y 3.0 en lugar de seguir reutilizando esquemas del pasado que solamente terminan por desencantar a la ciudadanía.

Recuerden contestar nuestra encuesta sobre Política y Redes Sociales en México!

¡Saludos y no olvide salir a votar querido lector!

EQUIPO FORMADO POR: Juan Manuel Torres, Iris Adriana Zurita, Juan Antonio Cepeda, Cristina Liceaga

Política de Social Media del ICADEP A.C. Filial Estado de México (En Proceso de Aprobación)

RENACER O MORIR…5 RECOMENDACIONES PARA LA POLÍTICA 2.0

Las nuevas tecnologías ofrecen a los políticos una oportunidad de interacción único

Por Alejandrina Aguilar García/ @Meztly27 

Alguna vez escuché la frase de Einstein “No podemos esperar resultados diferentes si todos los días hacemos lo mismo”, cuan cierta es, ya que reafirma más que nunca la idea de que en México no podemos buscar resultados distintos, si repetimos los mismos patrones, si seguimos realizando la Política de manera tradicional, sin percatarnos de que la sociedad y el medio han cambiado; pero en muchos sectores, en especial gran parte de la clase política, no solo no quieren darse cuenta de esta situación, sino que quieren repetir esquemas en ámbitos novedosos, como es en el ciberespacio

Es por ello que, a partir de los elementos claves de análisis, se exponen 5 recomendaciones para el manejo de las Nuevas Tecnologías en la Política, para que éstas  sirvan, para transformar e incluir las voces de otros sectores, y de esta  manera, generar espacios más incluyentes, plurales e integrales. 

  1. Estar conscientes de que existen las brechas económica, tecnológica, del conocimiento, cultural y política.- Según Paola Ricaurte, éstas abarcan desde las carencias materiales (brecha económica), los equipamientos  e infraestructura (brecha tecnológica), la destreza tecnológica (brecha del conocimiento), ausencia de competencia  en su manejo digital (brecha cultural), y la ausencia de visión en  la aplicación de políticas públicas (la brecha política) permiten una ubicación y replantamiento  de metas así como del costo de de adaptación de vida.

Conocer que existen esas limitantes permiten por un lado, reconocer que desgraciadamente las Nuevas Tecnologías no son de acceso para todos -Según la AMIPCI 2008, en México existen solamente 11.1 millones de computadoras con acceso a internet, además de que se invierte solo el .036% del PIB en Ciencia y Tecnología-, y que como país es muy rezagado a comparación Costa Rica o Chile, que son vanguardia. A esto tenemos que agregar el hecho de que la generación de nativos digitales  -llamados así a quienes han nacido con la tecnología, y pueden realizar varias actividades a la vez, tienen una baja capacidad de atención, alto manejo tecnológico y bajo con relación al informativo-, contra el de los migrantes digitales– Son quienes se han adaptado a las nuevas tecnologías por necesidad, ya que en la época en la que nacieron, apenas de gestaban dichos cambios tecnológicos, considerados los nacidos antes de 1960-, es mayoría, basta revisar estudios , por parte del IFE, AMIPCI y ENCUP, a través del Modulo 1 Política y Nuevas Tecnologías, Paola Ricaurte-, señalan que los jovenes entre 19 y 34 años suman el 45% de los internautas, el 54% del listado nominal tiene entre 18 y 39 años, así como que las tendencias a no votar se acentúan en los jovenes de entre 20 y 30 años. 

2.- Tener claridad en el mensaje a comunicar.- Tal y como señana el documento “Elecciones e Internet en México: los usos políticos de la red en el marco de la campaña electoral 2009”, el escenario en el que se desarrollan las nuevas tecnologías, resultan ser un campo ideal para reproducir el mensaje de manera horizontal, teniendo una red potencializadora de los nuevos emisores/receptores, pero cuando no existe ni claridad en el mensaje, ni coherencia entre el fondo y la forma -es decir, entre el espíritu de lo que se dice y cómo se dice-, pierde completamente fuerza como herramienta de construcción de la opinión pública, así como un elemento valioso para promover la participación ciudadana.  Al tener claridad en lo que se va a decir, se avanza en el camino de la comunicación, adecuando dicho mensaje.  

Los jovenes son activos cibernautas

 3. Conocer realmente el ciberespacio.- Las reglas, usos y costumbres dentro de la red, son muy diferentes a lo que experimentamos en el mundo físico, existen desde los códigos particulares entre grupos, la graficación de emociones, hasta la generación de movimientos y causas en línea, quienes deseen manejar su aplicación en la Política, deben considerar que no se deben imponer  los códigos que comunmente se manejan, ya que pasará desapercibido, no surtirán efecto los esfuerzos que se estén llevando a cabo por integrarse al mundo virtual, y  sobre todo, generará un rechazo por la invación del nuevo espacio público. 

Así también como lo menciona Paola Ricaurte  el Ciberespacio y en especial “las redes sociales ofrecen la posibilidad de crear un espacio privado y compartido… satisface las necesidades de identidad, pertenencia, diálogo, información, intercambio, ocio y entretenimiento, de tal forma que constituye un territorio común para aquellos quienes conforman nuestro universo emocional”. Ante esto viene la reflexión:  ¿cómo pueden los políticos, en un espacio, que generalmente no les pertenece, establecer alguna conexión tan solo de intercambio, cuando, según consulta Mitofsky, el nivel de confianza a los partidos políticos está en 6.5? , y aunque pueda ser quizas tomado como limitante, ésto mismo se puede convertir en espacio de oportunidad, si se saben capitalizarlosde manera no intrusiva ni agresiva, sino colaborativa, proactiva e interactiva, por parte de los involucrados: políticos y ciudadanos. 

Otro aspecto importante es el hecho de que no es solo el generar productos para difundir información, sino generar contenidos exclusivos para que,  bajo su interés, primero no solo se atraiga la atención, sino se propicie el diálogo, se busque al cibernauta. Además, al contemplar al publico objetivo  y su fuerza en redes vale citar  al antropólogo Néstor García Canclini…”El uso de las redes sociales digitales y de las herramientas de interacción en la red han propiciado al consumidor ciudadano la oportunidad de informarse, comparar, intercambiar impresiones sobre un determinado producto, o servicio expresando su rechazo  o su aceptación y haciendo de la relevancia una palabra de órden. Opiniones de amigos en las redes sociales o de otros consumidores puede llevar al éxito o al fracaso de determinado ítem”. Por lo tanto se debe conocer realmente el espacio en el que se quiere incursionar, o en el cual se está haciendo, ya que si no se reliza de manera inteligente, puede tener el efecto contrario al que se desea.  

4. La reputación no se translada por si sola al medio virtual Según se cita en el sitio de Dircom, Juan Manuel Santos, considera que en Internet rigen las mismas pautas que en el ágora de la Antigua Grecia. “En las redes sociales, como en la plaza pública, somos todos iguales”, grafica. “Las nuevas tecnologías democratizan mucho la política”, agrega el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, por lo que se necesita trabajar para tener un nombre dentro que permita hacerse de una reputación, asi como generar contenidos de consulta, de alta representación , coherencia informática, que hace posible el interés por seguirle. 

Agrega en la revista, Pablo Capurro, quien es asesor: “La política 2.0 es presencia, diálogo, participación”, Comprender estas tres claves e integrarlas a una estrategia comunicacional es quizá la tarea más difícil…Por lo tanto, hay que tener en cuenta que los esquemas añejos de monólogos políticos están caducos, por lo cual, quien intente hacerlo, está predeterminado al fracaso virtual, así mismo, para generar una alta reputación en internet, hay que trabajar constantemente por mantener espacios como son desde las páginas web, canal en You Tube, blogs y redes sociales como facebook o twitter.   

Quienes quieran ser políticos 2.0 deberán saber interactuar, ganarse una reputación, manejar contenidos especiales para la web

5.- Integración  de la política 2.0 como estratégica más que moda.- Según Rafael Rubio Nuñez, en su artículo “Internet en la participación política”  menciona que desde 1994 en Estados Unidos inició el uso de las herramientas tecnológicas en las campañas política, con efectos limitados pero que abrieron camino, su evolución no  fue solo en Estados Unidos, sino en España, Chile y en estos momentos a iniciado ya Brasil, afinando la visión agrega:  hay que “reconocer que la construcción de esta nueva sociedad (en la que ya estamos viviendo) …con las infinitas posibilidades que con este cambio social se habren para la política, que empiezan a ser una realidad en estado embrionario si lo comparamos con las previsiones de futuro; y sin olvidar los obstáculos  y peligros para la democracia que pueden ir apareciendo en el camino, y que convendrá tener en cuenta, para guiar el desarrollo de la red”, con esto vemos que, junto con esta visión de un futuro, más no como la panacea para los políticos, tenemos casos a nivel internacional, en el que se han preocupados no por el candidato, sino por la gente, y cómo esta se puede incorporar al proceso político, y de esta manera se gane, no solo credibilidad y reputación, sino confianza y legitimidad entre la sociedad, los casos mas sonados en los últimos años han sido:    

La campaña de Barack Obama    en Estados Unidos o de Antanas Mockus en Colombia, que  utilizaron a las nuevas tecnologías como mecanismo de posicionamiento de una causa, de un movimiento -nivel más avanzado dentro de la participación política en internet-, el cual comprendió  el hecho de identificar a la plaza como espacio público del debate de ideas políticas, reconocieron la existencia del votante 2.0, además no solo tomo como referencia eso, sino que se hizo 2.0 a la hora de hacer política así como la Microsegmentación del mensaje, es decir, la estrategia general está pensada en realizarla en los tres frentes: territoriales, mediáticos y virtuales, y sobre éste se necesita engranar el trabajo a través de una acción-reaccción, inmediata, constante y nutrida.  

De esta manera, se suman esfuerzos por estar bajo la estrategia general, y no por simple moda, el caso no es un “corta y pega” de lo que  hacen los casos exitosos, sino diseñarlo acorde las necesidades, el medio y la población lo permita.    

 Es así como, despues de estas 5 recomendaciones para construir a una política 2.0, nos damos cuenta que ante retos, existen oportunidades que deben ser cubiertos, como lo dicta una de las premisas básicas de Comunicación “Quien no llena u ocupa un espacio, alguien mas lo hará”, así que, es mejor incursionar en el ciberespacio, en la expansiónde redes y en la constante revisión del proceso respectivo, para potencializar el empoderamiento conjuto de sociedad y gobierno, a través de la colaboración e interaccción, así como que la Política 2.0 sea un eslabón mas de la estrategia. 

 

Leer más de esta entrada

BRECHA DIGITAL, TEMA PENDIENTE EN MÉXICO

Brecha Digital

Por: Alberto Arciniega

La brecha digital la podemos definir como una separación que existe entre las personas, comunidades, estados, países, etc., que utilizan las tecnologías de la información y comunicación (TIC) como una parte de su vida diaria y aquellas que no tienen acceso a las mismas y aun teniéndolas no saben cómo utilizarlas. (1)

Este tema se acaba de discutir en el marco de la celebración del “Día Internacional de Internet”, el cual se celebra el 17 de mayo, evento que inició en España y fueron sumándose otros países Latinoamericanos, sin embargo, aun cuando varias instituciones y organismos celebran este día, no existe una agenda digital concreta que incluya a Internet y su plan de impulso en México. (2)

Pero ¿cuántos internautas hay en México?

Según cifras de AMIPCI (Asociación Mexicana de Internet) en un estudio publicado en mayo de este año, existimos 30.6 millones de usuarios en México, cifra que nos es muy alentadora si tomamos en cuenta que somos más de 100 millones de mexicanos, pero los Internautas se incrementan día con día, de los cuales el 45% son mujeres y 55% son hombres, muestra que nos hace ver que en tema de género aún no es equitativo, el 79% de los usuarios tiene menos de 40 años y el 93% de internautas usa como principal actividad en la red el revisar el correo electrónico; el estudio muestra más cifras y análisis, las cuales pueden revisar en la página www.amipci.org.mx.

El Internet en México tiene un gran reto, y más en un país donde hay 47.2  millones de pobres y 35 millones de personas vulnerables a sufrir carencias en vivienda y su equipamiento, alimentación, ingresos, salud, educación y seguridad social, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval); estos datos no nos hace muy alentadoras las esperanzas de poder acotar la brecha digital, la cual no solo es económica, influyen factores políticos, culturales, tecnológicos y de conocimiento. (3)

¿Y el gobierno mexicano?

Juan Molinar Horcasitas Secretario de Comunicaciones y Transportes y Patricia Espinoza Secretaria de Relaciones Exteriores expresaron en el 5ta Reunión Interamericana de Telecomunicaciones el impulsar este tema en el gobierno federal por medio de 3 ejes básicos: 1. Fortalecer la infraestructura, 2. “Piso parejo” igualdad de condiciones para inversionistas y 3. Avanzar en “Alfabetización Digital”, pero en la práctica pareciera que la política pública de nuestro país se ha encaminado a que sea la iniciativa privada la que encabece la transformación digital y al no haber un liderazgo político, este ha sido retomado por la industria y las empresas al ser un negocio muy rentable.

El próximo mes de agosto se llevará a cabo en la CD de México el Campus Party, patrocinado por CONACULTA, CONACYT y MOVISTAR, evento que recibirá a 6 mil personas  que van a interactuar en temas de ciencia, cultura digital, innovación, ocio digital, etc., y se tocará el tema de inclusión digital, propuesta que pretende “atacar” la brecha digital con una serie de acciones que invitan a las personas a conoce de cerca el funcionamiento de las computadoras y el Internet, y puedan acercarse a la tecnología. (4)

Los esfuerzos se hacen desde muchos flancos, en el gobierno, en las empresas, en lo educativo y lo social, nos falta mucho por hacer, reducir esta brecha digital nos toca a todos, con acciones sencillas y concretas, enseñado a nuestros padres, a nuestros abuelos, amigos y conocidos que aun, por las circunstancias que sean, no se han acercado a estas nuevas tecnologías.

Correo electrónico: aarciniega@gmail.com,  Twitter: @reddospuntocero

Comparativo Páginas oficiales y Facebook del PRI y PAN

ORGANIZACIÓN DE LA ESTRUCTURA DE LA COMUNICACIÓN EN LAS REDES SOCIALES COMO PROMOTORAS DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

  

Por: Jessica López Mejía

“Quien teme decir lo que piensa acaba por no pensar lo que no puede decir”[i]

 

Con el auge de las redes sociales como Facebook y Twitter (particularmente) en México, se ha iniciado un nuevo debate sobre la democratización de la sociedad mexicana, así como de la calidad del sistema democrático, lo cual obliga a redefinir los parámetros de lo que entendemos como participación ciudadana, representación e incluso la imagen política, a partir del uso de las nuevas plataformas tecnológicas.

Este ensayo tiene el propósito de retomar brevemente la teoría de la ciencia política contemporánea para explicar el desarrollo de la estructura de comunicación en las redes sociales, misma que las autoridades o representantes gubernamentales han pasado por alto debido a un error estratégico, más que a la indiferencia por la tecnología de la Web 2.0.

Asimismo, el planteamiento de una estructura organizacional es el espejo del cambio de la dinámica social que ya no es posible sostener exclusivamente a través de las instituciones tradicionales del Estado, si no que sugiere una nueva proposición en el estudio de las disciplinas sociales.

Los dirigentes o la clase política en México, en cualquiera de los tres niveles de gobierno o dependencias públicas y de impartición de justicia, se han abstraído en un debate de carácter electorero en lo que se refiere a la aplicación de las plataformas tecnológicas de la Web 2.0, desestimando la promoción de lo que con tanta urgencia demandan ciertos sectores de la sociedad mexicana: libertad de expresión. Por tanto, han dejado pasar la oportunidad de generar un interés público que emane de flujos de información gubernamentales, han soslayado la importancia de nutrir una opinión pública que fortalezca la democracia en términos del poder del ciudadano para elegir sobre las políticas públicas, sobre las decisiones que impactan su vida cotidiana, más allá de la llana aplicación del voto para seleccionar quién decide por el ciudadano las medidas que se implementarán.

Lo antes expuesto sugiere la necesidad de evaluar la estructura de comunicación digital gubernamental, a partir de las redes sociales en ebullición para responder así a una demanda ciudadana y a su vez, contribuir al cumplimiento del objetivo de la promoción de un estado de derecho, que no es otra cosa que la cultura política que realizamos día con día en los distintos ámbitos de nuestras vidas y que se encuentra plasmado en el Plan Nacional de Desarrollo, así como en las propuestas más recientes de promoción de la democracia participativa (o efectiva).

El sistema democrático en México transita en la segunda década del siglo XXI por un proceso de redefinición que se nutre desde la base de la sociedad, es decir, en el demos que la teoría advierte como el eje de un gobierno emanado de la “voluntad” popular, entendida ésta como el fundamento de acciones autónomas que dan forma a un criterio propio, o lo que podemos traducir para fines de una estrategia de comunicación digital, como la creación de la opinión pública.

Dicha opinión pública presupone la existencia de la libertad de pensamiento, la libertad de expresión y diseminación de la información generada desde diversas fuentes.

En el escenario mexicano, observamos que el acceso a la información está fuertemente mediada por los grupos de referencia[ii], es decir, las redes sociales y la subsecuente creación de contenidos que son exportados a distintas plataformas. Este proceso de “preconstrucción” de una opinión pública ha superado el modelo tradicional de comunicación emisor   medio   receptor y encontramos que el mensaje se distorsiona, adquiere nuevos valores y se ajusta incluso entre miembros del grupo de referencia, lo que hace que la comunicación se vuelva dependiente de variables como género, edad, estado civil, localidad, entre otras.

La particularidad de esta socialización es que por un lado, respalda la idea de la construcción de la democracia a partir de la existencia empírica de la libertad de expresión, misma que a su vez y por definición, fomenta la libertad de organización y en este caso particular, la organización de la comunicación. Por el otro, persiste un problema en la calidad de la información que va dirigida al ciudadano común, cuya consecuencia es el incremento en el grado de ignorancia y desinterés sobre el quehacer público. En otras palabras, el concepto de la opinión pública se deforma, pues sobrentiende la referencia a la cosa pública, la asociación con el interés general y el bien común.

El nuevo esquema del proceso de información se pasa por alto desde el núcleo del ejercicio de poder, desde la dirigencia gubernamental del país y el resultado es la inexistencia de una estrategia de comunicación digital efectiva, dado que el primer error es la falta de identificación de un objetivo y en segundo lugar, la aceptación de una opinión pública negativa que no menoscaba el sistema representativo que se pretende defender, por el contrario, fomenta la rendición de cuentas de los gobernantes e incentiva la participación ciudadana.

La pregunta a resolver entonces es ¿cuáles son las características de una estructura de comunicación en las redes sociales que favorecen la consolidación de objetivos nacionales y permiten al gobernante direccionar la opinión pública?

En primer lugar habrá que entender que la participación ciudadana significa tomar parte activa y decidida en una acción. Asimismo, el concepto implica la libertad del individuo para ponerse en movimiento, no porque haya sido convocado por otros. Esta delgada línea hace la diferencia entre participación y movilización, siendo la segunda la alusión a la ausencia de una acción racional, el individuo fue convocado sin un consentimiento y conocimiento real.

Posteriormente, la construcción de objetivos en la estrategia de comunicación, debe considerar que la participación se gesta genuinamente en “microdemocracias”, que traducidas al lenguaje de la Web 2.0 son las redes sociales: un grupo de personas que comparten una misma finalidad y dan su consentimiento para definir las acciones o decisiones a tomar. Esta misma dinámica se puede “exportar” al ejercicio de gobierno en el sentido de que en la democracia, el consenso está delimitado por la definición en las políticas públicas y no en las reglas del juego (régimen).

Una vez aprehendidas estas consideraciones, podemos dar pie a la organización de la estructura de comunicación, en donde habrá que recordar que el mensaje es el elemento rector y que éste a su vez deberá respetar la segmentación del público objetivo de acuerdo con los objetivos planteados.

Probablemente lo más importante en esta dinámica es considerar la responsabilidad de generar flujos de información confiables y fidedignos, tendientes a romper con un esquema tradicional de desinterés público que no es exclusivo de México, pero en cuyo contexto demuestra que se está volviendo en un problema de insuficiencia cualitativa de la información gubernamental.

 A manera de una primera conclusión podemos hacer referencia a los movimientos en las redes sociales de Facebook y Twitter en 2009, donde la única información adquirida por el ciudadano común fue producto de los espacios de referencia, haciendo evidente la ausencia de una estrategia de comunicación digital, que considere no sólo la difusión de acciones gubernamentales, si no la organización de estructuras en las redes sociales que brinden espacios de expresión y que incluso consideren que la política en México y en cualquier otro país, no es vista como una profesión deseable o loable, pero no por ello se debe exacerbar ingenuamente la separación ciudadana entre quienes están informados y quienes no tienen acceso directo a las fuertes de información.


[i] Sartori, G., Opinión Pública y democracia gobernante, ¿Qué es la democracia?, Taurus, 2003, p. 100

[ii] Idem, p. 130.