UN MUNDO MÁS ETICO CON POLÍTICOS MÁS CONGRUENTES

Por Miguel Angel Aldama Peinado.

Este artículo está dirigido a personas interesadas en la política y en las nuevas tecnologías y su influencia en las formas de hacer política, y también al público interesado en saber más del impacto de las redes sociales en nuestra sociedad.

Estando en una posición de verdadero observador, es decir, observando el mundo sin prejuicios, podemos darnos cuenta de cosas muy interesantes. Una de las cosas que en lo personal me ha llamado mucho la atención es que el mundo no funciona bien porque vivimos en la separatividad. Estamos aislados de los demás en términos de sentirnos únicos y especiales, y que lo que le pasó al vecino de al lado a mi nunca me va a pasar. Cuando lo ponemos en el contexto global, lo que pasó en Haití sensibilizó a gran parte de la población mundial al grado de que muchos ciudadanos se organizaron para recolectar víveres, medicinas, ropa, y toda cosa que juzgamos necesaria para restablecer el nivel de vida que los Haitianos tenían antes del gran desastre. Muchos gobiernos se lanzaron a ofrecer ayuda económica, algunos con las mejores intenciones y otros sólo por no quedarse atrás o no verse mal ante una comunidad internacional comunicada por medio de las redes sociales, y que rebasó la iniciativa de los políticos. Cuando fallaron todos los demás medios, en Haití las redes sociales Twitter, Hi5 y Facebook fueron por algunos días fuentes de congregación y consuelo de millones de haitianos.

Las redes sociales, según se ha observado alrededor del planeta, acercan a las personas, se está manifestando una conciencia colectiva cibernética que no es mas que el reflejo de lo que verdaderamente somos y es nuestra naturaleza, seres morales y éticos (desde el punto de vista o definición de ética de hacer lo correcto para el bien común). Es una tendencia natural del ser humano, y esa naturaleza de ser creadores es lo que nos hace desear expresarnos y juntarnos con personas afines a nuestros intereses, por lo que las nuevas tecnologías no han hecho mas que poner a disposición del ser humano una herramienta para configurarse poco a poco como la conciencia global. Inició con pequeños grupos y ahora tenemos comunidades virtuales de millones de cibernautas que a la menor percepción de injusticia en alguna parte del mundo, no dudan en protestar y se empieza a generar un momentum social, con la inercia de esa solidaridad natural que tenemos cuando hacemos a un lado nuestra personalidad y egoísmo, y nos inclinamos a alzar la voz, a un click de distancia.

De esta expresión espontánea nacen movimientos activistas en diversas partes del mundo, como Avaaz.org, que portan banderas defendiendo diversos frentes, desde protestas a la cumbre climática de Copenhage por los países que se niegan a reducir sus emisiones a la atmósfera, pasando por asuntos como la prohibición del Papa al uso de los preservativos mientras se extiende una pandemia de sida, hasta las protestas por el premio nobel de la paz que recibió Obama mientras planea enviar 40 mil soldados más a Afganistán, en vez de poner mayor énfasis en una estrategia de paz, desarrollo y diplomacia.

En México hemos visto otros movimientos ciudadanos a través de las redes sociales y que se han traducido a movimientos en el mundo real, como la protesta en la cámara alta para evitar el impuesto al internet, y también la solidaridad al pueblo de Juárez por la masacre estúpida a manos de cobardes asesinos, que después resultó en una marcha de protesta y luto organizada a raíz de numerosas expresiones ciudadanas de hartazgo y coraje a través de las redes sociales.

Todo esto es un gran ejemplo de cómo la sociedad misma se reinventa a través del uso del Internet. Las redes sociales permiten romper jerarquías, en las redes sociales nadie está arriba de nadie, sólo estamos conectados interactuando. Este nuevo paradigma social, que lo entiendan nuestros políticos por su bien y por el bien nuestro, y entre más pronto mejor.

Urgen en México nuevos liderazgos, surgidos no de las viejas formas de hacer política, porque sólo serían jóvenes formados a la vieja usanza. Necesitamos jóvenes con una nueva forma de hacer política, surgida desde el sentido común, desde lo que los ciudadanos reclaman, y que no han sido verdaderamente escuchados, pero si han sufrido numerosos intentos de manipulación mediante costosas campañas mediáticas con el único objetivo de lograr el voto y una vez llegando al poder, el político promedio se aísla y no ve la realidad de sus gobernados, dando nacimiento a conceptos como la Esquizocracia, y cada vez vemos con tristeza que la esperanza y la confianza de los ciudadanos en los políticos va en decremento, y podría decirse que está en crisis, con el subsecuente aumento del abstencionismo o movimientos como el voto nulo.

Creo que las personas que tuvimos la fortuna de tener una educación, una formación familiar con una familia más o menos estable y en general que no nos ha ido tan mal en la vida, tenemos una gran responsabilidad con los menos favorecidos, y es la de compartir nuestro conocimiento cuando podemos hacer una diferencia, no callarnos y dar fuerza a los movimientos ciudadanos que nos parezcan justos y exhortar a que otros más lo hagan. Internet nos da las herramientas para ello.

Parece ser que se aproxima una confrontación de la transparencia con la opacidad. En Internet y las redes sociales, la voz ciudadana, la democracia 2.0, contra las viejas formas de la política, el poder por el poder, la tranza, la desconfianza. Si nuestros políticos “agarran la onda”, y se dan cuenta de la magnitud de lo que se les viene encima, tal vez podremos tener una transición más tranquila hacia una posible y anhelada democracia 2.0.

En el caso de Durango, es incipiente la atención que se le otorga a Internet como medio de comunicación por parte de la clase política. Se percibe un aumento en el interés en estos momentos por la proximidad de las campañas políticas: 2010 es año electoral en Durango, donde se renovará la gubernatura del Estado, 39 gobiernos municipales y 17 diputados locales por el principio de mayoría relativa y 13 por representación proporcional.

El partido hegemónico por más de 80 años en Durango, el PRI, le apostará en su estrategia de comunicación a la continuidad de grandes proyectos y a la gran cantidad de obra y acciones de gobierno sin precedentes (más de 80 mil acciones) realizadas en el actual sexenio, destacando la supercarretera Durango Mazatlán que es la obra más importante del país en estos momentos y que está presupuestada en 15 mil millones de pesos, la reciente apertura del Museo Bebeleche con una infraestructura similar al Museo del Papalote de la Cd. de México, la transformación del centro histórico con la remodelación de las fachadas, y un sinnúmero de obras más.

El Gobernador actual, Ismael Hernández Deras, a pesar de pertenecer a un partido largamente criticado por su pasado, que todos conocemos, a implementado en Durango una política mucho más dinámica que sus antecesores dando mucha importancia a un proyecto de mediano y largo plazo y evitando el inmediatismo en pro de colocar a Durango en el escenario nacional y mundial.

La famosa alianza entre PAN y PRD, con un candidato que recién abandonó a su partido, José Rosas Aispuro Torres, que alega su renuncia por la preferencia a la candidatura que se manifestó por uno de los amigos del gobernador, apostará su estrategia de comunicación seguramente en publicitar la imposición de la que fué objeto y de que Durango está en manos de unos cuantos. Apostarán por campañas negras sin descuidar las propuestas, por supuesto.

En cualquier caso, el uso de las nuevas tecnologías es imperativo y los equipos de campaña se verán influenciados por los nuevos conceptos y estrategias para una campaña online, derivados de propuestas de profesionales que recién estamos estudiando esta importante temática y que deberá verse reflejado en campañas más transparentes y limpias, eficientando el uso de los presupuestos y potenciando nuevas alternativas de comunicación directa con los ciudadanos.

Debemos colaborar para que el mensaje llegue con efectividad y poder atender las réplicas y respuestas de los ciudadanos, que el político verdaderamente se integre a las nuevas tecnologías e interactúe con los cibernautas en tiempo real, no importa que sea poco tiempo, pero que sientan su presencia y sean atendidos y entendidos.

Creo que en un futuro, cuando la penetración de internet llegue a la mayoría de la población y tengamos más ciudadanos digitalmente alfabetizados, habrá transcurrido un tiempo en donde se habrá amalgamado la política con el sentir ciudadano, dejando de lado muchas estructuras verticales y con una capacidad de respuesta más ágil por parte del gobierno, todo transformado por la colectividad conectada, con una sociedad más unida por la tecnología. Utópico? habrá que verlo, depende de cada uno de nosotros.

Internet está configurando a la conciencia social hacia un mundo más ético, más sensible a la injusticia, más decidido a actuar para bien, hacia un mundo más responsable.

hagamos nuestra parte.

Anuncios

One Response to UN MUNDO MÁS ETICO CON POLÍTICOS MÁS CONGRUENTES

  1. Confío en que los nuevos avances tecnológicos aunados a una educación más inclinada hacia las prácticas éticas, así como las nuevas generaciones de jóvenes conscientes llevarán al mundo a un nuevo esplendor.

    Me gusta el marketing digital y es interesante que esto se vea aplicado a la política y a cada vez más campos.

    Mi Blog de Marketing Digital http://emkt.mx

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: