De gobierno a e-gobierno

La digitalización de trámites gubernamentales.

Con el desarrollo de las nuevas tecnologías el día de hoy los gobiernos se ven en la necesidad de identificar cuáles son los trámites que son posibles de gestionar a través de la web. La ciudadanía  por su lado en la intención de mitigar el gran esfuerzo que significa la gestión de innumerables trámites, que a lo largo de la vida cada ciudadano debe llevar a cabo ante la burocracia excesiva. De esa manera se acumulan así cientos de trámites si no es que miles.

Ejemplo de estos trámites puede ser el registro civil, servicio médico, inscripción preescolar, escolar, exámenes, constancias, curp, credencial de elector, cartilla, prácticas deportivas o profesionales, terminación escolar, titulación, pago de impuestos y un largo etc. que sólo concluye con el acta de defunción.

Así las cosas, la última década se ha caracterizado por la búsqueda de digitalizar la mayor cantidad de trámites y más aún que el método de gestión sea la red lo que significa optimización de innumerables recursos, tanto de los ciudadanos como de las instancias gubernamentales de la administración pública federal, estatal y/o municipal o delegacional.

Con un sentido econometrista podemos analizar cuántos ahorros tenemos si la ciudadanía no se presenta a las instalaciones públicas y el consecuente ahorro de renta, limpieza, baños, luz, señalamientos, mobiliario, papelería con otro largo etc., a su vez el ciudadano se ahorra transporte, estacionamiento, peligro por inseguridad, costos de ausencias laborales, arreglo personal y más etcéteras.

Así las cosas, parece que el incentivo fundamental es el ahorro económico, pero veamos ahora el ahorro procedimental en términos del recorrido que ha de hacer el ciudadano y el personal público, desde la solicitud de informes hasta la obtención del documento o trámite a solicitar.

Pero hay más, el e-gobierno inició por incursionar en la web abriendo portales donde de manera unilateral presentaban información inicial sobre la entidad y sus elementos básicos como directorio, estructura, principales servicios, además de apartados sobre la base normativa con que sustentaban sus actividades, sin olvidar las fotos donde aparecía el o la titular como el ser supremo e inalcanzable que jamás sabría de un simple trámite burocrático.

Hoy los diferentes gobiernos se ven en la necesidad, no sólo de digitalizar sus activos y proponer sus servicios en páginas web, sino más que eso, buscar resolver al ciudadano la consulta, desde su casa o del ciber-café, de todas aquellas entidades gubernamentales que de manera creciente otorgan un servicio.

Hoy se puede pagar, trasladar recursos y hacer diversos movimientos bancarios para el pago de servicios públicos, se puede solicitar saldos y estados de cuenta de las diferentes contribuciones a las que está obligado el ciudadano, tramitar citas para la obtención de la credencial electoral en el IFE,  actas del registro civil, estudiar y ser evaluado por las instituciones educativas y otro creciente etc.

Pero a dónde va el emergente gobierno electrónico y su tendencia de ser concebido como el instrumento clave de la modernización. Hay dos puntos de vista, el de aquellos que diario nos sorprendemos con los avances en este punto y el de quienes por haber nacido en medio de este contexto, no entienden el retraso de tantos y tantos trámites y servicios que no se han incorporado a estos modos de administrar lo público.

Desde este último punto de vista tenemos que los gobiernos, los diferentes niveles de administración pública y finalmente los políticos junto con los procesos electorales tendrán que caminar cada vez más rápido para no sólo tener presencia en la web sino responder a las exigencias actuales, pues hoy día a pesar de las múltiples posibilidades que ofrece la web 2.0, está comprobado que aunque los políticos con mayor popularidad tienen presencia en medios, la gran mayoría no tiene el impacto necesario en su acercamiento a la ciudadanía que cada vez es más demandante del uso de los medios.

La demanda apremiante de la sociedad es poder hacer presencia en las diversas actividades públicas, participar en todos los conflictos y la toma de decisiones colectivas que hagan una mejor sociedad en términos de definición de la agenda de las diversas entidades; pero también de conocer a políticos, candidatos, gobernantes, procesos de gobierno, de selección de responsables de los cargos públicos, procesos de elección y electorales, el uso de urnas electrónicas y presencia en las redes sociales.

El reto es inmenso los recursos escasos y por ello se hace cada vez más necesario acceder a un e-gobierno, a e-partidos, a e-procesos electorales, pues finalmente ya está aquí la e-sociedad y sus redes sociales.

¿O acaso no fueron las redes sociales las que frenaron el impuesto al uso de la web, lo que no pudieron hacer los empresarios con toda su fuerza y recursos por el llamado impuesto empresarial?

Estamos frente a la modernidad más avasallante, a retos y demandas sociales tan grandes que no dejan lugar a retrasos, ineptitudes y negligencias, por todo ello no nos quedemos fuera, ¡vayamos al encuentro con nuestra realidad haciendo cada quien lo que nos corresponde, pero a la potencia de esta nueva realidad!

Ricardo Vega Ruiz[1]


[1] Licenciado en Administración Pública, postulante al grado de Maestro en Instituciones Políticas y Procedimientos Electorales, Diplomado en Gobernanza, en Desarrollo Organizacional, en Derecho Electoral, en formación de Educadores para la Democracia; es miembro de la Academia de e-Marketing Político y Nuevas Tecnologías.

Anuncios

Acerca de ricardovega09
Nací en la Ciudad de México, hice la licenciatura en Ciencia Política en la UNAM, titulándome con el tema Los Juzgados Calificadores (hoy cívicos) de la delegación Tlalpan. También hice estudios de Maestría en Políticas Públicas en el ITAM y de Procedimientos e Instituciones Electorales bajo el convenio SEP-IFE y cursé los Diplomados en Desarrollo Organizacional en el INAP, en Derecho Electoral UNAM, en Gobernanza en el Instituto Mora-UAM. Actualmente me encuentro estudiando el diplomado Marketing Político en el TEC.

One Response to De gobierno a e-gobierno

  1. borisalejandro says:

    Estimado Ricardo acabo de leer tu artículo y me parece interesante el punto que estas tocando, respecto a que hay un cambio de paradigma respecto a la modernización de la administración pública y la repercusión en las estructuras de gobierno. Sin embargo el tema parece ir mas allá cuando hablamos de democracia digital, voto electrónico etc. ¿Como se van a afectar los mecanismo de representación democrática en un e-gobierno ? ¿ podríamos prescindir de un órgano de representación como la H. Camara de Diputados cuando la brecha tecnológica sea menor y se tomaran decisiones colectivas a través de las nuevas tecnologías? en fin el tema da para mucho..

    Saludos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: