Internet, el presente en tus manos, un futuro con certeza.

Por Israel Víctor Aguayo.

2010, bicentenario de nuestra “Independencia” , es la frase que engalana los festejos que iniciamos este año, no el siguiente artículo no tiene la intención de matizar los pormenores que envolvieron la lucha que heredo un nuevo rumbo a nuestro país, sin embargo la humanidad nos ha demostrado que la historia es de aquellos que triunfan en las batallas decisivas, es decir, hoy celebramos la historia que nos heredaron aquellos que obtuvieron la victoria definitiva, sin embargo ¿quién nos garantiza que los hechos narrados son los que sucedieron?, Estados Unidos celebra el 4 de julio el día de su independencia, precisamente la fecha en que firmaron el acta que así lo declaraba, ¿Por qué nuestro país celebra el 16 de septiembre? y ¿Agustín de Iturbide?, el ex ministro de Asuntos Internacionales de la antigua República Federal Alemana Hans-Dietrich Genscher matizaba en un discurso propio “La prensa es la artillería de la libertad” si bien es cierto  ha sido parte fundamental en el desarrollo de la humanidad, también es cierto que es presa de las pasiones y compromisos de aquellos que han tenido en su pluma la oportunidad de ser los ojos de la sociedad, alguna vez te has preguntado ¿cómo sería concebida la historia de nuestro país o en el mundo si en el siglo XIX hubiese existido la Internet? eso nunca lo sabemos, pero de lo que si debemos estar consientes es que hoy nosotros somos los nuevos redactores de la historia que heredaremos a las futuras generaciones, ¿Cuál es nuestra responsabilidad social ente ello? Leer más de esta entrada

Anuncios

UN MUNDO MÁS ETICO CON POLÍTICOS MÁS CONGRUENTES

Por Miguel Angel Aldama Peinado.

Este artículo está dirigido a personas interesadas en la política y en las nuevas tecnologías y su influencia en las formas de hacer política, y también al público interesado en saber más del impacto de las redes sociales en nuestra sociedad.

Estando en una posición de verdadero observador, es decir, observando el mundo sin prejuicios, podemos darnos cuenta de cosas muy interesantes. Una de las cosas que en lo personal me ha llamado mucho la atención es que el mundo no funciona bien porque vivimos en la separatividad. Estamos aislados de los demás en términos de sentirnos únicos y especiales, y que lo que le pasó al vecino de al lado a mi nunca me va a pasar. Cuando lo ponemos en el contexto global, lo que pasó en Haití sensibilizó a gran parte de la población mundial al grado de que muchos ciudadanos se organizaron para recolectar víveres, medicinas, ropa, y toda cosa que juzgamos necesaria para restablecer el nivel de vida que los Haitianos tenían antes del gran desastre. Muchos gobiernos se lanzaron a ofrecer ayuda económica, algunos con las mejores intenciones y otros sólo por no quedarse atrás o no verse mal ante una comunidad internacional comunicada por medio de las redes sociales, y que rebasó la iniciativa de los políticos. Cuando fallaron todos los demás medios, en Haití las redes sociales Twitter, Hi5 y Facebook fueron por algunos días fuentes de congregación y consuelo de millones de haitianos. Leer más de esta entrada

Internet Democrático y Ética Ciudadana

Por: María Inés Velasco

Hace algunas semanas se pudo leer en diferentes medios de comunicación, tanto convencionales como digitales, la intención del Gobierno del Distrito Federal de sancionar a todos aquellos usuarios de la red de Twitter, que reportaran las coordenadas donde se localizaban los retenes o módulos de inspección del programa: “Conduce sin alcohol”. La idea era que automovilistas, también usuarios de esta red, lograran eludir estos puntos de inspección y de cierta forma le dieran la vuelta a la autoridad y evitaran sanciones relacionadas con el manejo de un vehículo en estado de ebriedad. Leer más de esta entrada

19 pasos para perder una elección en la Web 2.0

Por Silvia Fernández Martínez

Presentación
El siguiente documento, esta dedicado a todos aquellos Candidatos, líderes políticos, y personajes de opinión, que consideran estas herramientas como un medio innecesario y superficial. Pero sobre todo a aquellos que aún le temen a la tecnología.
Los exhortó a seguir paso a paso esta guía y así evitar a toda costa LA APLICACIÓN DE LAS NUEVAS TECNOLOGIAS (DE MANERA CORRECTA) EN LA POLÍTICA. Leer más de esta entrada

ORGANIZACIÓN DE LA ESTRUCTURA DE LA COMUNICACIÓN EN LAS REDES SOCIALES COMO PROMOTORAS DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

  

Por: Jessica López Mejía

“Quien teme decir lo que piensa acaba por no pensar lo que no puede decir”[i]

 

Con el auge de las redes sociales como Facebook y Twitter (particularmente) en México, se ha iniciado un nuevo debate sobre la democratización de la sociedad mexicana, así como de la calidad del sistema democrático, lo cual obliga a redefinir los parámetros de lo que entendemos como participación ciudadana, representación e incluso la imagen política, a partir del uso de las nuevas plataformas tecnológicas.

Este ensayo tiene el propósito de retomar brevemente la teoría de la ciencia política contemporánea para explicar el desarrollo de la estructura de comunicación en las redes sociales, misma que las autoridades o representantes gubernamentales han pasado por alto debido a un error estratégico, más que a la indiferencia por la tecnología de la Web 2.0.

Asimismo, el planteamiento de una estructura organizacional es el espejo del cambio de la dinámica social que ya no es posible sostener exclusivamente a través de las instituciones tradicionales del Estado, si no que sugiere una nueva proposición en el estudio de las disciplinas sociales.

Los dirigentes o la clase política en México, en cualquiera de los tres niveles de gobierno o dependencias públicas y de impartición de justicia, se han abstraído en un debate de carácter electorero en lo que se refiere a la aplicación de las plataformas tecnológicas de la Web 2.0, desestimando la promoción de lo que con tanta urgencia demandan ciertos sectores de la sociedad mexicana: libertad de expresión. Por tanto, han dejado pasar la oportunidad de generar un interés público que emane de flujos de información gubernamentales, han soslayado la importancia de nutrir una opinión pública que fortalezca la democracia en términos del poder del ciudadano para elegir sobre las políticas públicas, sobre las decisiones que impactan su vida cotidiana, más allá de la llana aplicación del voto para seleccionar quién decide por el ciudadano las medidas que se implementarán.

Lo antes expuesto sugiere la necesidad de evaluar la estructura de comunicación digital gubernamental, a partir de las redes sociales en ebullición para responder así a una demanda ciudadana y a su vez, contribuir al cumplimiento del objetivo de la promoción de un estado de derecho, que no es otra cosa que la cultura política que realizamos día con día en los distintos ámbitos de nuestras vidas y que se encuentra plasmado en el Plan Nacional de Desarrollo, así como en las propuestas más recientes de promoción de la democracia participativa (o efectiva).

El sistema democrático en México transita en la segunda década del siglo XXI por un proceso de redefinición que se nutre desde la base de la sociedad, es decir, en el demos que la teoría advierte como el eje de un gobierno emanado de la “voluntad” popular, entendida ésta como el fundamento de acciones autónomas que dan forma a un criterio propio, o lo que podemos traducir para fines de una estrategia de comunicación digital, como la creación de la opinión pública.

Dicha opinión pública presupone la existencia de la libertad de pensamiento, la libertad de expresión y diseminación de la información generada desde diversas fuentes.

En el escenario mexicano, observamos que el acceso a la información está fuertemente mediada por los grupos de referencia[ii], es decir, las redes sociales y la subsecuente creación de contenidos que son exportados a distintas plataformas. Este proceso de “preconstrucción” de una opinión pública ha superado el modelo tradicional de comunicación emisor   medio   receptor y encontramos que el mensaje se distorsiona, adquiere nuevos valores y se ajusta incluso entre miembros del grupo de referencia, lo que hace que la comunicación se vuelva dependiente de variables como género, edad, estado civil, localidad, entre otras.

La particularidad de esta socialización es que por un lado, respalda la idea de la construcción de la democracia a partir de la existencia empírica de la libertad de expresión, misma que a su vez y por definición, fomenta la libertad de organización y en este caso particular, la organización de la comunicación. Por el otro, persiste un problema en la calidad de la información que va dirigida al ciudadano común, cuya consecuencia es el incremento en el grado de ignorancia y desinterés sobre el quehacer público. En otras palabras, el concepto de la opinión pública se deforma, pues sobrentiende la referencia a la cosa pública, la asociación con el interés general y el bien común.

El nuevo esquema del proceso de información se pasa por alto desde el núcleo del ejercicio de poder, desde la dirigencia gubernamental del país y el resultado es la inexistencia de una estrategia de comunicación digital efectiva, dado que el primer error es la falta de identificación de un objetivo y en segundo lugar, la aceptación de una opinión pública negativa que no menoscaba el sistema representativo que se pretende defender, por el contrario, fomenta la rendición de cuentas de los gobernantes e incentiva la participación ciudadana.

La pregunta a resolver entonces es ¿cuáles son las características de una estructura de comunicación en las redes sociales que favorecen la consolidación de objetivos nacionales y permiten al gobernante direccionar la opinión pública?

En primer lugar habrá que entender que la participación ciudadana significa tomar parte activa y decidida en una acción. Asimismo, el concepto implica la libertad del individuo para ponerse en movimiento, no porque haya sido convocado por otros. Esta delgada línea hace la diferencia entre participación y movilización, siendo la segunda la alusión a la ausencia de una acción racional, el individuo fue convocado sin un consentimiento y conocimiento real.

Posteriormente, la construcción de objetivos en la estrategia de comunicación, debe considerar que la participación se gesta genuinamente en “microdemocracias”, que traducidas al lenguaje de la Web 2.0 son las redes sociales: un grupo de personas que comparten una misma finalidad y dan su consentimiento para definir las acciones o decisiones a tomar. Esta misma dinámica se puede “exportar” al ejercicio de gobierno en el sentido de que en la democracia, el consenso está delimitado por la definición en las políticas públicas y no en las reglas del juego (régimen).

Una vez aprehendidas estas consideraciones, podemos dar pie a la organización de la estructura de comunicación, en donde habrá que recordar que el mensaje es el elemento rector y que éste a su vez deberá respetar la segmentación del público objetivo de acuerdo con los objetivos planteados.

Probablemente lo más importante en esta dinámica es considerar la responsabilidad de generar flujos de información confiables y fidedignos, tendientes a romper con un esquema tradicional de desinterés público que no es exclusivo de México, pero en cuyo contexto demuestra que se está volviendo en un problema de insuficiencia cualitativa de la información gubernamental.

 A manera de una primera conclusión podemos hacer referencia a los movimientos en las redes sociales de Facebook y Twitter en 2009, donde la única información adquirida por el ciudadano común fue producto de los espacios de referencia, haciendo evidente la ausencia de una estrategia de comunicación digital, que considere no sólo la difusión de acciones gubernamentales, si no la organización de estructuras en las redes sociales que brinden espacios de expresión y que incluso consideren que la política en México y en cualquier otro país, no es vista como una profesión deseable o loable, pero no por ello se debe exacerbar ingenuamente la separación ciudadana entre quienes están informados y quienes no tienen acceso directo a las fuertes de información.


[i] Sartori, G., Opinión Pública y democracia gobernante, ¿Qué es la democracia?, Taurus, 2003, p. 100

[ii] Idem, p. 130.

e-Contacto Ciudadano: NTIC Herramienta eficiente y eficaz, Transparencia y Rendición de cuentas, Participación ciudadana e implementación de programas de gobierno.

Trabajar por México, Ayudar a México, Luchar por México debe ser una constante en la vida del político y de cada uno de los mexicanos. Si bien en el primer grupo se encuentra la capacidad de dirigir el destino de todos, el segundo grupo también debe ser igualmente participe de este proceso.

Para poder llevar a cabo este vinculo, es necesario contar con mecanismos de comunicación eficientes y eficaces. Afortunadamente en las NTIC encontramos la fórmula perfecta para lograr este objetivo, así mismo la transparencia y la rendición de cuenta se vuelven imperantes para fortalecer lazos de confianza que a su vez permitan fluir la participación ciudadana y la mejor implementación de los programas de gobierno.

NTIC – Herramienta eficiente y eficaz

Para poder mantener esta premisa, es necesario crear políticas públicas que fortalezcan del desarrollo de la industria de las NTIC ya que dicho esfuerzo permitirá no solo cerrar la brecha digital sino que impulsara un mecanismo económico y  de fácil acceso para llegar a públicos objetivo para cada ámbito atendido por el gobierno. Una inversión bien diseñada en este rubro puede generar ahorros así mejores canales para llevar a cabo la encomienda del gobierno.

Transparencia y Rendición de Cuentas

La falta de información pública y publicada eficientemente  dan incertidumbre a los ciudadanos acerca del trabajo de los políticos y por consiguiente, se generan diversas corrientes en contra del trabajo que debe ser responsablemente pensado, desarrollado e implementado en beneficio de la comunidad. Para impulsar corrientes en pro del trabajo ejecutivo, legislativo y judicial es preciso saber cuál es la función de cada órgano de gobierno, cual es el presupuesto requerido y asignado por orden de prioridad, así como los avances del trabajo desempeñado y el destino que esta teniendo el presupuesto. Las NTIC vía WEB o redes sociales pueden abrir una comunicación en tiempo casi real acerca de los temas mencionados. Todo esto desarrollado en un marco bien definido en la legislación, considerando las medidas pertinentes de seguridad informática y nacional

Participación Ciudadana

Con el buen uso de las NTIC, se puede tener una herramienta que le permita al ciudadano saber que se está realizando desde el gobierno y abrirle una puerta para ser participe responsable del proceso de mejora de nuestra nación. Por supuesto que lo anterior requiere de un compromiso de ambas partes, de una forma madura que permita utilizar el canal correctamente y que no se vuelva un medio de protesta estéril que no produzca resultados positivos.

Implementación de Programas de Gobierno

Poder conocer la región que debe ser atendida, así como las necesidades más imperantes de los ciudadanos de dicha región, sin olvidar las prioridades nacionales, estatales y municipales podría permitir mejorar los programas de gobierno para que se vuelvan más eficaces y eficientes. De esta manera, un mayor número de mexicanos se verían beneficiados con cada programa de gobierno proveniente de cualquier nivel (Federal, Estatal y  Municipal). Si la visión tanto del político como del ciudadano fuera el éxito de los programas de gobierno, le permitiría beneficios a ambas partes ya que uno podría refrendar el gobierno, mientras que el otro podría verse directamente beneficiado con la buena implementación de los programas. Las NTIC brindan una gran posibilidad para lograr lo mencionado, aunque requiere de un buen uso de la tecnología y de la cultura informática.

Finalmente quiero hacer notar que la herramienta (NTIC) ya esta y su desarrollo solo depende de cuestiones técnicas, sin embargo su implementación es tarea de todos, desde la creación de políticas públicas que fortalezcan la industria, hasta un cambio de cultura nacional encaminada al uso de la tecnología. Los esfuerzos que se han tomado en la materia con proyectos como e-Gobierno son interesantes y nos muestran que para el buen éxito de estos proyectos además de un cambio tecnológico también se requiere un cambio cultural y que los políticos que en su mayoría no han percibido el beneficio de esta materia deben despertar al nuevo amanecer que nos presenta la tecnología bien implementada, y que no solo abre la puerta a nuevos votos más fáciles y económicos sino que se vuelve una herramienta trascendente pata implementar mejores programas de gobierno dirigidos a públicos objetivo exactos, en donde se privilegie la transparencia, la rendición de cuentas y se abra una verdadera puerta a la participación ciudadana

Algunas propuestas, de implementaciones tecnológicas , serian:

1)  Sitios de internet en donde se muestre de manera fácil:

    Bases de Datos con los avances presupuestales y técnicos de los programas de gobierno.

    Relación de programas de gobierno de los tres niveles que se están llevando a cabo en cada comunidad

2) Herramientas GIS (Sistemas de Información Georeferencial) que permitan conocer las regiones atendidas y en donde se pueden proponer iniciativas para una mejora.

Líderes y Autodidactas en Twitter

Ultimos Tuits

Etica en Twitter

Twitter es lo que tú quieres que sea, escriben orgullosos algunos en el Time Line de esa red social, con un tono que denota la flexibilidad de las reglas o la plena libertad que prevalece, por encima de todo.
Twitter es una experiencia y es un espacio de oportunidad. Sin embargo, para muchos es un desencuentro, no es un canal de comunicación, si nos atenemos a la cifra de 146 mil cuentas abiertas en México, de las cuales sólo 67 mil están activas. (http://entrecreativos.com/site/)

Para muchos, abrir el perfil de Twitter es el principio y el fin de la conversación. No tienen o no encuentran un sentido a ese sistema de microblogging. Seguramente no hay nadie que les diga cómo y para qué usar esa plataforma de socialización.
Debido a que el proceso de inicio de muchos usuarios es autodidacta, no logran mantenerse en el uso de la herramienta.
El vértigo con que ocurre el intercambio, implica, necesariamente el riesgo de caer en errores si lo que se busca es ser riguroso en la difusión de “noticias”, de eventos que están ocurriendo o bien si se quiere reproducir información veraz de los tuits que aparecen en el Time Line.
En lo cotidiano, los usuarios de Twitter, muestran una amplia gama: la queja, la anécdota personal, la defensa de causas y el intercambio de información muy útil y con buena dinámica.
Un espacio así, demanda una gran flexibilidad, para tratar de poner en común las necesidades de quienes ahí participan.
De manera panorámica se puede decir que hay muchos jugadores, muchos temas, por tanto muchas formas de ética. Se trata de un juego con jugadores asimétricos: son diferentes en actividades, objetivos, número de seguidores, etc, pero coinciden en un espacio.
Ante el riesgo ético que ello implica, ¿puede la red social autoregularse? ¿Es deseable o es posible?
Es muy difícil emprender estos propósitos cuando Twitter está buscando y encontrando su vocación, por ejemplo en el ciberactivismo (#internetnecesario, #votonulo #ACTA, #adoptaundiputado).
Por ello hay que detenerse en un tema que recién generó controversia: la falta de información veraz en el caso @atorreta y/o #atorreta.
El 4 de febrero un presunto cuñado de Andrea Torre, utilizando la cuenta de ella, @atorreta aseguró que 3 días atrás, Andrea y su hermano habían sido víctimas de un asalto y agresión a mano armada, en un puesto de tacos de Ecatepec.
Para dar aviso, el “cuñado” quería hacer contacto con los tuiteros de la red social en la que participaba @atorreta con 200 seguidores.
A fin de hacer veraz su historia, envío un mensaje más en que indicaba que la pareja estaba grave en el Hospital General de las Américas. Más tarde, insistió en el tema, para anunciar la muerte de ambos.
La “noticia” se generalizó al igual que la indignación.
Lo real es que @Ecatepec, cuenta en Twitter que tiene el municipio mexiquense, negó muy pronto los hechos tras desplazar a personal y a la policía para confirmar que no había ocurrido tal hecho.
Súbitamente, la cuenta @atorreta desapareció.
Pero los RTs continuaron, sin posibilidad de freno. Algunos medios reprodujeron la supuesta “noticia”, incurriendo en el error, pero ese mismo día el tema se empezó a ahogar, literalmente por las fuertes lluvias que ya afectaban diversas zonas del país.
Más tarde una nota en TV y vinieron los gritos y manotazos cuando también de manera tardía @Leon_Krauze se percató que todo había sido un engaño y publicó una columna en Milenio Diario, cuyo desafortunado efecto fue que la comunidad polarizó posiciones y se generó un debate sobre el medio en si y no enfocado en las mejores prácticas, que pasan por el tema imprescindible de la ética individual y la colectiva.
El tema ético tenía que ser impulsado y no desechado. No hubo una voz ni muchas, al frente que subrayara sobre las mejores prácticas y la necesidad de rectificar. La mayor parte de de los usuarios omitieron su responsabilidad de corregir sobre el RT que habían dado a un tema falso, el cual desvío a la policía y a personal de gobierno a dedicarle tiempo a una broma de pésimo gusto.
Eticamente correspondía a cada tuitero asumir su responsabilidad, es decir hacer una rectificación y una reflexión, dos temas muy sencillos que no fueron encabezados con la misma fuerza ni por aquellos con más seguidores y experiencia. No se generó ningún #hashtag. Lo que si prevaleció fue polarización y atrincheramiento de posiciones.
Por ello este caso reveló mucho de la práctica de riesgo en la conversación en Twitter:
Se da RT a información cuya veracidad no se confirma o es imposible de confirmar.
Si es un tema políticamente indicado o con ciertos ingredientes, se exacerban los adjetivos y se viraliza más rapido.
La información está a expensas de la demanda del mercado, en este caso del Time Line. Algunos sin pensar optan por “prefiero enterar a los demás primero, antes que confirmar”, incluso, eso pasa entre profesionales del periodismo.
Esta forma nada ética de proceder puede ser un dique a la consolidación de Twitter. El concepto no debe convertirse en hacer periodismo, sino en generar información ciudadana.
A los especialistas, la academia y la propia comunidad corresponde encauzar la formación de los autodidactas que hoy aprenden por legítimo interés y también lo hacen de quienes llevan más tiempo en Twitter.
¿Riesgos de continuar así? Que los autodidactas y otros usuarios no distingan ni apliquen las mejores prácticas, así como deformar a la audiencia, como lo hacen muchos medios tradicionales. Sería una lástima que Twitter perdiera aire cuando apenas está despegando.
Lo que ocurre en Twitter es reflejo de la vida cotidiana y tal cual permea en las redes sociales. Poniendo a prueba, públicamente si somos justos y honestos con nuestros temas, con nuestros posteos, con nuestra ética.
Preferible, por tanto la autoregulación y el acuerdo de normas éticas, antes que la falta de códigos en estas circunstancias que hoy son evidentes en Twitter.
Nota: Hoy 16 de febrero que redactaba este texto, me encontré estos botones de muestra que comparto.
1. @RubenzVader Twitter Personal k nace después de unirme al lado oscuro para expresar mi opinión majadera, k x obvias razones no puedo hacer n mi twitter Profesional.
2. RT: @EloyLopezJ: ¿Para qué sirve el tuiter?//Twitter tal como lo indica su raiz griega, sirve para twitear
3. @plantaherbacea Vicente Fox dijo que lo suplantaron en twitter, ni que fuera tan difícil: sólo dices tonterías jaja
4. @Really_Neo nunca habia twitteado briago, era mi fantasia