De una democracia representativa a una democracia participativa y la aplicación de las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TIC’S)

Cambios de paradigma en la democracia mexicana.

De una democracia representativa a una democracia participativa y la aplicación de las TIC’s

Por: María Inés Velasco

El objetivo de este artículo es analizar los cambios de paradigmas que sufre la democracia mexicana en la época actual. En particular se analizará la crisis de representación política que se vive en nuestro país y la necesidad de un cambio de lógica directiva para nuestro sistema político democrático.
Así mismo se analiza y propone a la democracia participativa como una opción a la crisis anteriormente mencionada, y como el uso de la nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) puede coadyuvar a realizar este cambio en nuestro sistema político.

La sociedad mexicana hoy en día se encuentra en un estado de crisis social y política. En nuestros círculos de amigos, familia y trabajo escuchamos constantemente quejas y críticas en relación al gobierno, los políticos y la decadencia de la sociedad mexicana en general.

Las recientes elecciones han sido un reflejo de este malestar común; el abstencionismo, el voto nulo, la desinformación y falta de propuestas, complementadas con  representantes políticos improvisados, formas de comunicación impersonales y mensajes sin sentido por parte de los políticos han dado como resultado una ciudadanía apática que solo critica pero no propone.

Sin embargo, dentro de este panorama obscuro y poco alentador, me queda muy claro que lo único que no está en discusión, es que la democracia sigue siendo la mejor forma de gobierno para una sociedad como la mexicana. También es pertinente apuntar que no estamos hablando de un modelo perfecto, ésta trae consigo una serie de problemas de origen así como vicios, que a lo largo de la historia democrática del país, se han ido adquiriendo.

La democracia en México, es una democracia representativa, pero ¿cómo podemos hablar de representatividad cuando no existe una comunicación real entre representantes y representados? Parece ser que la gran mayoría (tanto políticos como ciudadanos) ubican a la democracia como el día de las elecciones donde los ciudadanos supuestamente ven reflejados sus intereses en un candidato o partido político, y en dónde los ganadores supuestamente gobernarán y legislarán a favor de sus votantes, para inmediatamente pasar por un largo periodo donde no se verán las caras, sino hasta las siguientes elecciones, la siguiente “fiesta de la democracia”, en la que como efemérides festejamos y hacemos valer (simbólicamente) nuestros derechos y obligaciones como ciudadanos.

Desde mi punto de vista, el principal problema de la anterior situación descrita, radica en la falta de un mensaje compartido, canales de comunicación más eficaces y eficientes y en la falta de espacios de participación independiente y abiertos a la pluralidad y que su vez puedan crear una fuerza de contrapeso que vigile las acciones y limite el poder del gobierno, a través de la información y mecanismos como la transparencia y rendición de cuentas.

Para que nuestra democracia adquiera una nueva lógica directiva que impulse un verdadero cambio, es necesario que la sociedad goce de un poder  real que vaya más allá del voto, es decir, que tenga acceso y produzca ella misma información veraz; que cuente con espacios y leyes que reconozcan y protejan la validez de sus intereses y participación; que adquiera capacidades reflexivas y deliberativas con injerencias reales en los asuntos de índole pública; que introduzca en sus formas de organización y participación valores como el respeto, la pluralidad y la tolerancia. Un nuevo esquema en donde los ciudadanos toman en sus manos la acción de gobernar y, el gobierno funge como cooperador y facilitador para la ejecución de las acciones deliberadas desde y para el beneficio de la sociedad.

La anterior directriz, la podemos encontrar en la participación ciudadana. La democracia participativa encuentra su mayor logro al romper las barreras excluyentes que reservan el espacio público a un número determinado de actores sociales tomadores de decisiones que van marcando el rumbo de la sociedad. Esta destrucción de barreras, a través de un mayor grado de participación permite acceso de los diferentes grupos de la sociedad civil al espacio público, provocando una descentralización y repartición del poder, y una mayor comunicación a partir de las formas más naturales en la que los seres humanos se relacionan, las redes sociales.

Para poder llegar a conformar en México una Democracia Participativa, no es necesario inventar el hilo negro; ya se han escrito cientos de páginas sobre los aspectos teóricos, se cuenta también con experiencias exitosas de países que han implementado mecanismos y modificado sus legislaciones para incentivar y desarrollar la participación ciudadana, pero sobre todo contamos con una mina de oro esperando a ser explotada , y esta la conforman el gran número de herramientas que nos brindan las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación.

¿Cómo contribuyen las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación a una mayor participación social?

Las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación ofrecen una oportunidad de innovación en el fomento de la acción ciudadana. La importancia de estos medios es que permiten a personas y grupos con intereses, recursos y habilidades distintas involucrarse en un espacio común de formas distintas. La participación a través de Internet ha sido el mecanismo que ha creado nuevos canales de participación para que los ciudadanos se expresen y sean parte del proceso democrático, desde la acción más básica como lo es el de la información, pasando por la difusión, críticas, intercambio de ideas, elaboración de propuestas hasta llegar a la injerencia en la planeación, desarrollo e implementación de una política o asunto de índole pública.  “La capacidad para transmitir es la capacidad para unir voluntades, para convocar para actuar, la capacidad para transmitir es una condición previa a la acción política”[1]. De esta forma, la participación virtual contribuye a lograr “la buena gobernanza” y la consecución de los objetivos que la sociedad se ha propuesto alcanzar.

La participación ciudadana a través del uso del las TIC`s proporciona oportunidades para transformar la relación entre gobierno,  representantes y partidos políticos con los ciudadanos, así como entre los mismos ciudadanos, mediante la apertura de  espacios de deliberación y diálogo público, así como en la  articulación de redes sociales libres e independientes. La utilización de tecnologías  bajo el concepto de “Web Participativa”, que se define como “Un espacio social con cabida para todos los agentes sociales, capaz de dar soporte a y formar parte de una verdadera  sociedad de la información, la comunicación y/o el conocimiento”[2], es un modelo que transportado al espacio público, brinda la capacidad de atender diversas necesidades y exigencias sociales dentro de un ambiente democrático de comunicación donde todos los actores sociales y políticos tienen una participación abierta y equitativa.

 “La plataformas digitales en convergencia permiten realizar un cambio cultural, político, económico y social, de carácter democrático que promueva la equidad, con base en la gestión y concepción de un ecosistema digital fundado en el pro-común, bajo la premisa de que la libertad, los derechos fundamentales, la autonomía cultural y política, el acceso universal, la diversidad, la pluralidad y la creatividad de los ciudadanos están por encima de los intereses corporativos y del mercado o los del control ideológico-político Estatal, y que sólo con base en esta premisa será posible comprender un desarrollo humano sostenible en el futuro digital”.[3]

En el contexto actual, podemos afirmar que estamos en la posibilidad de dar el primer paso hacia un verdadero cambio en las formas y el fondo de la sociedad y la política mexicana. Esta transformación y paso de una democracia representativa hacia una democracia participativa puede encontrar uno de sus grandes aliados en la Web 2.0, dado que:

  • Crea espacios de debate y diálogo público entre ciudadanos de cualquier edad y condición social.
  • Posibilita el intercambio de información en tiempo real, y con muy pocos o ningún filtro de censura.
  • Funge como un mecanismo de educación cívica.
  • Articula en un mismo espacio y tiempo a ciudadanos, asociaciones u organizaciones de la sociedad civil para que formen redes de acción y se involucren en el proceso de política pública o en la solución de los problemas identificados.
  • Ofrece múltiples y diversos mecanismos para la denuncia y/o consulta ciudadana.

Lo anterior remarca la importancia de experimentar nuevas formas de generación de vínculos para la participación que aprovechen las innovaciones técnicas de cada vez más amplio acceso.

Es claro que el mayor desafío de la democracia mexicana es crear un vínculo más cercano entre el régimen político y los ciudadanos para asegurar que el gobierno sea, efectivamente, un instrumento social eficaz en consecución de los objetivos colectivos, encabezados por una mejora sustancial en la calidad de vida, así como la generación de una sociedad más justa que permita regenerar el ya tan desgarrado tejido social. Pero quiero recalcar que el primer paso está en la acción de la sociedad, ya que si no está dispuesta a transformarse en una ciudadanía activa, demandante y vigilante, los resultados del sistema político una vez más, no corresponderán a la voluntad colectiva, úsense las herramientas que se usen “para resolver los problemas y superar los desafíos actuales se requiere ascender a un nivel superior de información, inteligencia, recursos, organización y eficiencia que rebasa las potencialidades gubernamentales y las de cualquier otro actor económico y social, razón por la cual se exigen formas sinérgicas de deliberación, interacción y asociación público-privada, gubernamental – social: conjunción de jerarquías, mercados y redes sociales”[4]

La nuevas tecnologías son un medio que debido a su lógica comunicativa pueden ser el eje de acción, que en lo real puede tomar como ejemplo a los virtual ya que la organización de esta última se caracteriza por: Transversalidad de la comunicación y relaciones sociales, acceso libre a la comunicación y libre expresión, una lógica de organización social en redes, que a diferencia de la organización social piramidal, permite una interrelación equitativa u multilateral.

Tenemos la posibilidad de asistir y participar directamente en una gran revolución social que cambie el rumbo de México, aprovechemos estas nuevas tecnologías para proponer una nueva forma de organización y comunicación tanto a nivel político como social. 

Bibliografía

Aguilar, Luis F. Hacia una nueva relación Gobierno – Sociedad Civil. Ponencia expuesta en el Foro Nacional: El papel de los organismos civiles En la transición democrática mexicana.  Sep. 2001

Bañuelos, J. (noviembre, 2009). Escenario mediático digital y sostenibilidad cultural. (http://blogs.eluniversal.com.mx/virtualis/)

De Ugarte David, El Poder de las Redes. http://www.deugarte.com/gomi/el_poder_de_las_redes.pdf

Web 2.0, de Antonio Fumero y Genis Roca. Fundación Orange España, mayo 2007. www.fundacionorange.es/areas/25_publicaciones/WEB_DEF_COMPLETO.pdf


[1] De Ugarte David, El Poder de las Redes., p. 41.

[2] Antonio Fumero y Genis Roca.Web 2.0 Fundación Orange España, mayo 2007.

[3] Bañuelos, J. (noviembre, 2009). Escenario mediático digital y sostenibilidad cultural. (http://blogs.eluniversal.com.mx/virtualis/)

[4] Luis F. Aguilar, La dimensión administrativa de la nueva gobernanza: sus prácticas y aporte. pp.13

Anuncios

Acerca de mivs
Filosofa inconclusa, nacida en la Ciudad de México, me interesan la política. Me gustan los temas controversiales y cada día me gustan más todas las herramientas y oportunidades que dan estas nuevas tecnologías de información y comunicación. Creo firmemente que seré participante y espectadora del gran cambio de este país.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: