Politica 2.0

Política 2.0

De las campañas negativas en TV a Internet

 

Por Boris Alejandro González Romero

El imperio de la imagen

Es indudable que las innovaciones tecnológicas han transformado, los hábitos y creencias de una buena parte de los individuos nacidos durante la segunda mitad del siglo XX; si bien dichas innovaciones son inevitables y muchas de ellas han propiciado avances y mejoras palpables, también es cierto que no deben aceptarse a ciegas, es decir, sin ninguna reflexión sobre ellas, puesto que tienen repercusiones en la vida de millones de seres humanos. En este caso concreto, nuestra atención se concentra en el análisis de las repercusiones provocadas por los medios de comunicación electrónicos, especialmente la televisión y el internet, en el ejercicio de la actividad política.

En primer lugar es importante destacar el predominio de la imagen sobre el discurso; esta no es una cuestión menor, pues no sólo implica un cambio drástico en la forma de comunicar contenidos, sino que es capaz de modificar la capacidad de entendimiento de los seres humanos. Sobre este asunto vale la pena destacar que, antes de la consolidación de la televisión, a mediados del siglo XX, la mayoría de los medios de comunicación eran elementos portadores de comunicación lingüística: libros, periódicos, teléfono y radio. Con palabras de Giovanni Sartori:

Es la televisión la que modifica primero y fundamentalmente, la naturaleza misma de la comunicación, pues la traslada del contexto de la palabra (impresa o radiotransmitida) al contexto de la imagen (…) Hasta hoy día, el mundo, los acontecimientos del mundo, se nos relataban (por escrito); actualmente se nos muestran, y el relato (su explicación) está prácticamente sólo en función de las imágenes que aparecen en la pantalla[1].

Este desplazamiento de la imagen sobre el discurso, ha llamado poderosamente la atención del politólogo italiano, quién considera que el poder del video, es decir, de la imagen televisada ha provocado la transformación del homo sapiens, el cual es producto de la cultura escrita en un homo videns, es decir, un individuo para el cual, la palabra esta destronada por la imagen.

A esta influencia de los medios electrónicos se le conoce con el nombre de videopolítica, y sus efectos y estrategias no son uniformes, sino que varían de acuerdo a los distintos escenarios. El término videopolítica ha sido utilizado prolíficamente por Giovanni Sartori, desde finales de la década de los 90`s y hace referencia a la influencia de los medios audiovisuales (cine, televisión e internet), en el desarrollo de la vida política.

En los procesos electorales del año 2000, el corporativismo fue sustituido por una agresiva presencia en los medios de comunicación electrónicos. Por ejemplo, Vicente Fox empezó sus actividades proselitistas desde 1997, con la intención de contender en la elección presidencial del año 2000, para ello desplegó una campaña innovadora que tuvo como ejes principales: 1) la conformación de una organización denominada Amigos de Fox y 2) una estrategia de spots que acentuaban la necesidad de un cambio político en el país.

Así, en el periodo de campaña del año 2000, según declaraciones de Lino Korrodi, quién era el encargado de las finanzas del equipo de Vicente Fox: “el 70% del presupuesto (equivalente a 439 millones de pesos) se destinó al pago de tiempos y espacios publicitarios en medios, mientras que sólo 30% se gastó en las actividades operativas de la campaña. Casi cuatro quintas partes del gasto de campaña se destinaron a la propaganda televisiva.”[2] Estos datos toman mayor relevancia al analizar que en el transcurso de la campaña del año 2000 “las dos principales televisoras pasaron más de 26,000 veces los spots propagandísticos de los partidos.”[3]

            Según el reporte sobre las campañas del año 2000 entregado por el IFE, el 30% del presupuesto de campañas (675 millones de pesos) se consumieron en spots de televisión. A la radio se destinaron 431 millones y a la prensa escrita 97 millones.

El cambio en las estrategias de comunicación política favoreció la proliferación de spots en los procesos electorales de 2000 y 2006, cada spot es un mensaje de entre 20 y 30 segundos que intenta posicionar la imagen de los candidatos frente al electorado. Como mencionamos al principio de este trabajo, el desplazamiento de la palabra por la imagen ha provocado diversas complicaciones, entre ellas el debilitamiento de nuestra capacidad de abstracción. En ese sentido, el spot representa ese desplazamiento llevado al extremo, su excesiva simplificación impide presentar propuestas elaboradas, pues su objetivo es provocar un efecto emotivo que no contribuye al diálogo ni al debate, por el contrario favorece la estigmatización y la propaganda negativa.

 A pesar de la efectividad de algunas estrategias de la videopolítica, vale la pena exponer algunos datos que permitan una reflexión más profunda sobre este asunto. Por ejemplo, en las precampañas de 2005, según los datos del IFE[4], los políticos que mas invirtieron en spots de radio y televisión fueron los que perdieron las contiendas. En la precampaña del PAN, el político que más invirtió en spots fue Santiago Creel con 1481 promocionales de televisión y 8 mil 586 de radio, por el contrario Felipe Calderón contrató solamente 860 promocionales en TV y 3 mil 731 en radio. En la contienda del PRI, el precandidato Arturo Montiel contrató 5 mil 231 promocionales de TV y 6 mil 011 en radio. Por su parte Roberto Madrazo contrató 738 promocionales en TV y 2 mil 013 en radio.

Sin embargo, esa situación cambio al año siguiente, en el proceso electoral de 2006 en total se pasaron 66 mil 620 spots; en ese rubro Felipe Calderón se gastó 682 millones 13 mil 94 pesos, por su parte Roberto Madrazo ―entre sus gastos de precampaña y de campaña— utilizó la cantidad de 543 millones 119 mil 981 pesos, mientras que Andrés Manuel López Obrador habría invertido 295 millones 677 mil 786 pesos[5].

Además de los gastos de los candidatos es importante destacar que: “Durante la elección presidencial de 2006, el presidente Fox utilizó más de 9,000 minutos en la televisión y 42,000 en la radio para difundir sus programas sociales con la intención influir indirectamente en las preferencias electorales”[6]. Esta injerencia excesiva fue reconocida por el Tribunal Federal Electoral, al reconocer que la intervención del Presidente de la República había puesto en riesgo al proceso electoral.  Ahora bien, allí no acabo el asunto, pues para hacer un análisis completo, hay que tomar en cuenta, los spots pagados y las campañas realizadas por grupos empresariales o asociaciones civiles que intervinieron en el proceso electoral, como el Consejo Coordinador Empresarial, Víctor González Torres (Dr. Simi), Celiderh, Compromiso Joven, Sabritas, Jumex y Bimbo. La mayoría de estos spots, se caracterizó por fomentar la propaganda negativa, considerando al principal opositor al gobierno como: “un peligro para México”.

El miedo como ideología política

La utilización del miedo en las campañas electorales se denomina campaña negativa, y esta se ocupa de resaltar los defectos del adversario ya sean reales o ficticios, para que el electorado reaccione de manera adversa a lo que la “razón” le indica.

En la publicidad negativa se persigue obligar al competidor a ocupar tiempo y distraer recursos para defenderse y contraatacar, más que para exponer sus propuestas. Las campañas negativas intentan dominar la agenda electoral y traer al rival a un terreno ajeno a su entorno.

La primera campaña negativa en televisión apareció en el proceso electoral de 1964 del demócrata Lyndon Jhonson  contra su contrincante republicano Barry Goldwater que estaba a favor del uso de las armas nucleares en el proceso de la guerra fría, el spot de “Daisy Girl”, pone en el centro de la agenda política norteamericana la discusión sobre la amenaza latente del uso de las armas nucleares para Estados Unidos; este spot  apareció solo en una ocasión en televisión debido a su fuerte impacto en los telespectadores, más de 20 millones de estadounidenses lo vieron después de un noticiero de televisión. El resultado se vio reflejado en el proceso electoral, Lyndon Jhonson ganó las elecciones con un 61,1% de los votos populares contra apenas un 38,5% de su contrincante.

Este fenómeno se ha observado últimamente en los procesos electorales de todo el mundo, se ha utilizado al miedo como un instrumento de persuasión electoral que ha determinado en muchos casos el resultado de la elección. Se han quedado atrás las campañas electorales propositivas, articuladas en planes programáticos o lineamientos ideológicos, y por el contrario se ha adoptado al miedo como ideología política y estrategia de campaña. Este cambio no es meramente de forma, sino que representa el detrimento de lo político en la estructura social.

El miedo puede ser propiciado por la mentira, la injuria, la calumnia, y encuentra su fibra más sensible en el miedo colectivo de una sociedad. En el caso de México las campañas negativas fueron vistas a través de la Televisión, por que ha sido el medio electrónico predominante como estrategia de comunicación, sin embargo después de las elecciones del 2006, con el nuevo COFIPE en su Art. 49[7], las campañas negativas se han trasladado a Internet, ya que este medio quedo fuera de toda regulación en las leyes electorales vigentes[8]. Sin embargo Internet no ha sido entendido y aprovechado por los candidatos y los partidos políticos. Esto lo podemos corroborar en las distintas páginas web de los candidatos, en las redes sociales de los partidos, Blogs, Wikis y demás micrositios de la red que fueron analizadas en el observatorio de campañas políticas en la web 2.0[9].

En un futuro próximo podremos observar que el campo de batalla de las campañas políticas estará en Internet y que una elección se pudiera estar definiendo a partir de las estrategias de posicionamiento de candidatos, partidos políticos, discursos y propuestas de campaña. Sin embargo la lógica de este medio de comunicación es muy distinta a la lógica de la televisión, ya que Internet permite un vasto flujo de información multidireccional, creada y generada por individuos y que no puede ser controlada por los equipos de campaña o el candidato. Un ejemplo de ello son los diversos spots, audios, fotografías photoshopeadas de cientos de ciudadanos que crearon desde sus ordenadores y que fueron subidos a blogs y al canal de Youtube, páginas web, tanto en las elecciones del 2006 y el 2009.

En el 2009 se dio un fenómeno político importante dentro de la sociedad mexicana, ya que debido al hartazgo, falta de legitimidad y representación de los partidos políticos y candidatos se articuló una campaña en las redes sociales para impulsar el voto nulo o voto en blanco que tuvo un fuerte impacto en la clase política. Esto derivó en que intelectuales, candidatos, partidos políticos y líderes de opinión hicieran una contra campaña al voto nulo exaltando los derechos democráticos conquistados en los últimos años, sin embargo el impacto se vio reflejado en los resultados electorales.   

            De la misma manera tanto los ciudadanos como los actores políticos debiéramos estar atentos sobre la información expuesta en la web en los procesos electorales, debido a que en un futuro mediato se pudieran estar suplantando identidades, hackeando, pirateando o boicotando las redes sociales de los candidatos y sus sitios web.

De la misma manera podemos observar como los ciudadanos pueden alterar el mensaje que los actores políticos tratan de posicionar en el electorado, un ejemplo de ello son los spots del Consejo Coordinador Empresarial.


[1] Giovanni Sartori. Homo videns, pp-39-40.

[2] Espino Germán. El nuevo escenario de las campañas presidenciales. Nuestro tiempo. La jornada Ediciones. México 2006. Pp 280.

[3] Martínez Silva Mario. (investigador del INEP) El poder de la propaganda. México. Septiembre 2008.

[4] “El IFE te informa. Monitoreo de radio y televisión”, Milenio Diario, México, 22 de febrero de 2006, Pp9.

[5] El universal 7 de julio 2006

[6] Martínez Silva Mario. (investigador del INEP) El poder de la propaganda. México. Septiembre 2008.

[7]Art. 49 parrafo III. Los partidos políticos, precandidatos y candidatos a cargos de elección popular, en ningún momento podrán contratar o adquirir, por sí o por terceras personas, tiempos en cualquier modalidad de radio y televisión. Tampoco podrán contratar los dirigentes y afiliados a un partido político, o cualquier ciudadano, para su promoción personal con fines electorales. La violación a esta norma será sancionada en los términos dispuestos en el Libro Séptimo de este Código.

[8] http://www.eluniversal.com.mx/nacion/156152.html

[9] http://www.catedravirtualis.com/observatorio2009/

Anuncios

2 Responses to Politica 2.0

  1. Boris me parece interesantísimo tu artículo porque es una radiografía fiel del uso que se le da a las redes sociales en México. No somos un país que se distinga por tener campañas electorales propositivas sino que siempre los mensajes son empleados para descalificar al adversario. Y justamente lo que señalas está sucediendo, las campañas negativas se están trasladando de la televisión al Internet. No obstante, como lo pudimos apreciar en el resultado electoral de este año, los usuarios/electores de Internet son individuos con preparación, criterio y que no se dejan influenciar tan fácilmente por estos mensajes.

    Por otra parte, me agradó lo que comentaste sobre los nuevos actores que están incursionando en el escenario político de la web, ese es un fenómeno interesante porque este medio le da voz a todos y cualquier persona con un planteamiento interesante puede llegar a convertirse en un líder de opinión. Creo que esto es positivo para la democracia, la transparencia y la rendición de cuentas, porque estas acciones emprendidas por los ciudadanos y los grupos de interés paulatinamente contribuirán a elevar la calidad del debate de los políticos en su intento por recuperar la atención de los usuarios en la web y las Nuevas Tecnologías. Ya no hay marcha atrás, porque es muy complicado que existan mecanismos de censura en la web.

    Finalmente, quiero aprovechar para enviarle una felicitación a nuestra profesora Paola Ricaurte por la impecable investigación que realizó con su equipo de catedravirtualis.com sobre el uso de la Web 2.0 en las Campañas Electorales de 2009. Fue un trabajo con mucho rigor académico, una metodología bien planteada y con resultados que impactan y que obligan a profesionalizar la política en Interntet en México.

  2. Los medios, las redes sociales y la gobernanza
    Con este documento se posibilita identificar lo importante que es la comunicación a través de las redes sociales, ya como recibir información ya subiendo información. Lo más importante es la posibilidad de incidir en la agenda de la sociedad mexicana. La gobernanza busca el equilibrio entre los tres pilares (sociedad-gobierno-mercado) que integran a la sociedad, bajo la lógica de “timonear” la agenda por parte de la sociedad. De esta manera las redes sociales se convierten en el medio con el que la sociedad se empodera sin necesidad de actores políticos, candidatos o dirigentes partidistas.
    Del paper “De las Campanas Negativas en TV a Internet”, que propone Boris Alejandro González Romero, se rescata lo devastador que pueden ser las redes sociales, pero también lo útiles que son para la sociedad. La gran diferencia es el empoderamiento que con los medios de comunicación en pocas manos, logran únicamente algunos, con las redes sociales dicho empoderamiento recae en la sociedad.
    En otras palabras, es en las redes sociales donde se puede consolidar el timoneo de la sociedad en espacios de rendición de cuentas bajo el esquema de la Gobernanza, donde la sociedad abandona su participación limitada, característica de las políticas públicas, para tomar su papel directivo.
    Ricardo Vega Ruiz
    Candidato a Maestro en
    Procesos e Instituciones Electorales y
    Miembro del Servicio Profesional Electoral

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: